martes, 24 de junio de 2008

El arquetipo de la bruja

Medea se enamoró de Jasón, nada más verlo¡ claro que también podía haber sido de otro, el primer extraño con cierto atractivo que pasara por la Cólquide hubiese sido cebo perfecto de esta mujer, arquetipo detestado por unos y admirado por otros y que ha dado nombre a una de las enfermedades psiquiátricas más horribles, ese que hace que la mujer enloquezca y mate a su propios hijos o síndrome de Medea.


Ya en su pueblo tenía fama de maga, el ser hija del rey Eetes le daba ciertos privilegios, pero es que la buena moza se había ganado el "San Benito" a pulso; para empezar era sacerdotisa de Hécate, la diosa de la hechicería y reina de los fantasmas, a la que algunos consideran su propia madre y para también era sobrina de la no menos famosa Circe.

Con tales antecedentes familiares y, que la pobre debía aburrirse mucho en su pueblo, cuando llegaron los rubios, altos y fornidos griegos a la señorita se le cegó el corazón y el entendimiento, algunos culpan a Eros, pero no creo que el pobre angelote tuviera algo que ver en el enamoraniento de Medea, que tantos rios de tinta y sangre hizo correr.


Jason y Medea (J.W. Waterhouse 1907)

Después de ayudar a Jasón a recuperar el Vellocino de Oro y huir con él, eso tras hacerle prometer que se casaria con ella y que le sería fiel toda su vida, la ilusa mató a su hermano Apsirto simplemente porque había ido a buscarla, la pobre debía estar ciega, porque Jasón había pactado con el principe la entrega de Medea a cambio de que le dejaran irse con su tesoro, bastante le importaba a él la "pegajosa muchacha".

Llegaron por fin a Yolco y se encontraron con Pelías, no le costó mucho a la hechicera deshacerse de tio de su esposo... así que allí no perdonaron a Jasón el magnicidio y tuvieron que huir a Corinto, donde, a demás de pasas, había un rey al que había que quitarse de encima.

A estas alturas de la historia Jasón debía de estar hasta "las pelotas" de Medea, eso sin contrar con el factor miedo, así que urdió casarse con la princesa Glauca, abandonar a su esposa y de paso convertirse en rey de Corinto.

Loca de ira, verde de celos y con un cabreo de "no te menees y andate con mucho ojito",cuando Medea se enteró, primero finguió resignacion, así que como muestra de cariño envió a la novia un hermoso camisón que empezó a arder en el momento que se lo vistió, quemando a la pobre infeliz, al rey, su padre, que intentó salvarle y a cuanta criada y sirviente pasaba por allí y segudo, no contenta con su venganza, cogió a los tres hijos que había tenido con Jasón y sin pestañear un segundo los degolló.

A partir de ahí su vida se transforma en una continua huida, después de casarse con Egeo, tener un hijo con él y ser expulsada de Atenas por brujeria y asesinato, siguió un largo y tortuoso periplo por toda la zona, para acabar siendo inmortal en los campos elíseos y acabar casada con Aquiles .... Y es que como dice el refrán "Dios los cria y ellos solitos se juntan"

Publicar un comentario