miércoles, 2 de octubre de 2013

y Perséfone regresó al Hades

esta vez por voluntad propia, porque su alma añoraba el oscuro abrazo de su esposo y ya estaba cansada de su obsesiva madre... tomó la granada y comió, se dirigió a Tánaro y tras la puerta del averno encontró a Plutón sonriente...

Cómo Perséfone quiero volver al Infierno, porque allí dejé algo que no recuerdo, tal vez una palabra de aceptación, tal vez un beso y porque probé su fruto y ahora quiero regresar, quiero cruzar la Estigia y que el Cancerbero no me obligue a pagar el precio de la barca y sobre todo porque quiero volver.

Porque ya huele a verano marchito y añoro los árboles limpios y sobre todo la nieve.... tan fría y tan blanca.