martes, 9 de enero de 2007

Las dos caras de Jano

La etimología de enero viene del latín, y está dedicado al Dios Jano, aunque en un principio comenzaban el año dedicándolo a Marte (Marzo) el Rey Numa Pompilio añadió dos meses más al calendario y así ajustar las estaciones computando 264 días. Enero está dedicado a los cambios y a los nuevos proyectos, dando protección a aquellos que deseaban variar el orden de las cosas.

Jano bi-fronte es uno de los dioses más enigmáticos y más venerados de la antigua Roma.
Publicar un comentario