miércoles, 30 de agosto de 2006

Mi mente es oscura ...

... como una tormenta en el oceano, como el deseo incontrolado de un amante despechado,
el arpa suena despacio, tan lenta que desespera en la espera de la nota final,
y mil pájaros cantan en mi cabeza y el vacio oscuro aletea en la mente que busca claridad.
Es la luz del alba la que anhelo y solo veo claroscuros y grises,
negros brillando en la pálidez de mi pecho.
y es al atardecer del verano, cuando se huele la caida del arce,
cuando las flores ya no son frescas y se respira a nauseabunda descomposición,
cuando siento que más duelen los graznidos de cuervos en mi interior.
Ese aullido aterrador que produce vértigo y me acompaña cada noche en una y mil pesadillas,
en las que caigo a un vacio incierto, oscuro y tenebroso y del que no puedo escapar.
Quiero salir de las tinieblas para perder el miedo a volar.

Sappho de Mengit (1877)

Publicar un comentario