miércoles, 21 de febrero de 2007

Siesta

"No existe pasión más poderesa
que la pasión por la pereza"
Samuel Beckett



Leila de Sir Frank Dicksee (1892)


Pereza (Del Latín pigritĭa).

1. f. Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados.
2. f. Flojedad, descuido o tardanza en las acciones o movimientos.
3. f. Ven. Perezoso mamífero desdentado).

martes, 20 de febrero de 2007

La Morada de los Dioses

Husmeando entre viejos recuerdos recordé aquellos años en los que pasaba las horas muertas leyendo "libros raros" de la biblioteca municipal de mi pueblo, hubo una época muy lejana en la que "me dió" por la astrofísica, me sabía de memoria el nombre de todos los planetas del sistema solar así como de sus satélites en orden de cercanía al sol, sabía lo que era un agujero negro y una supernova y alucinaba con la inmensidad de lo que no conocemos, a veces, me perdía en el vertíginoso mundo de mirar hacía dentro; corpusculo a corpusculo iva desgranando una célula hasta convertirla en átomos diminutos comparandolos con minúsculos sistemas solares más insondables aún que los que hay en el espacio.

Mi mente intentaba comprender la sensación de infinito, infinito para fuera e infinito para dentro, siendo nosotros el centro mismo de todo lo que hay, fué cuando descubrí la espiral y el vértigo que produce sentirse dentro de una escalera de caracol sin principio ni final.

Las matemáticas no se me dieron nunca muy bien, así que me decanté por las letras puras, olvidando el nombre de los satélites que pueblan el sistema solar, así como toda ilusión por ser una reputada astrofísica y primera mujer que pisara la luna.

Fot. de Aise Yalsin

La vida es un misterio insondable para el hombre, este ha aprendido a controlar el espacio y el tiempo, capaz incluso de acabar con este planeta si se lo propusiera (algo que está a punto de conseguir) pero ni por una milésima de segundo es capaz de comprender como se prudujo la vida en la tierra y menos aun si esta es fruto de una puñetera causalidad y que estamos solos como seres vivos en todo el universo. La mente y la capacidad de raciocionio son productos causales de la evolución de la vida, pero desconocemos hasta que punto estos están presentes en el resto de seres que pueblan la tierra.... y es que lo más fundamental y lo más inherente a la condición humana se nos escapa de las manos.


Muchas veces vuelvo a imaginarme esa espiral infinita y trato de imaginar que hay fuera de ella, no más abajo ni más arriba de donde estamos nosotros, si no lo que hay a extramuros de ella y no consigo imaginar nada externo, será esa acaso la morada de los Dioses?

jueves, 15 de febrero de 2007

Pafajsia
by Minush Kraniqi

Los ojos son ventanas, portales lagrimales de un vagar terreno.


Guiños tiernos de animal herido, lotos frescos en parpados abiertos.


Todos somos hijos del vaiven.


Cazador cazado, calido gemido.


Heraldos dormidos de un tremulo roce, barrera en el sonido, pajaro sin norte.


La risa es el torrente que cuando cae alto reverbera el alma.


Cola de cometa en risa que arrebola, que eterno te dispersa por instantes.


Todos somos hijos del vaiven.


Cazador cazado, calido gemido.


Ventanas abiertas al relente de la noche, centros de universos, muñecos de resortes.


Si es que sincero he de ser y me escuchais, os contare que hoy me siento un poco solo.


Solo un poco.


Si he de ser sincero, hoy me siento un poco solo.


Solo un poco.


Y hay tantos hoy en un instante...


Un pasado roto no es nada.


Al final te das cuenta de que nunca estuvo entero del todo.


Tu sabes de los vaivenes del animo,


de lo deprisa que pasan los años, del reptar de las obligaciones,


de lo poco que duran los momentos brillantes.


Todos somos hijos del vaiven.


Cazador cazado.


Calido gemido.


Si es que sincero he de ser te contare que hoy me siento un poco solo.


Solo un poco.


Si he de ser sincero.


Tu sabes que los dias apenas nos dan para un vivir apresurado.


Tu sabes que tuvimos alas,


que el presente ya es pasado,


que se puede acampar al pie de las montañas y hacer un fuego blanco junto a un lago.


Solo un poco - Manolo García "Para que no se duerman mis sentidos"

miércoles, 14 de febrero de 2007

Danza

Me gusta bailar ... de pequeña me movía con la soltura de una gitanilla delante de las notas de una guitarra ebria, giraba los brazos y el trasero mientras cantaba el "te estoy amando locamente" de Las Grecas con voz infantil cual "María Isabel de los 70" haciendo las delicias de mis abuelos y toda la familia que pensaba que era la niña más graciosa que habían visto.

Eso cuentan en casa, quizás añorando como con los años se te agria el caracter y de ser una "autentica monada" pasé a ser una adolescente conflictiva, respondona y sobre todo inconformista, aunque me gustaba participar de las actuaciones de teatro del instituto (siempre me he apuntado a un bombardeo) y solían darme papeles importantes, nunca olvidaré aquel "Trigeo El Atmonense; viñador honrado, enemigo de pleitos y delaciones" protagonista de aquella Paz de Aristófanes, sin embargo una especie de pudor, que solo yo era capaz de encontrarme y sobre todo, una mente práctica que nunca me ha abandonado consiguieron que me olvidara de cualquier actividad que no fuese el estudio y más tarde el trabajo.
El tiempo hace que que los deseos de la infancia afloren cuando estamos en crisis, y a crisis me refiero a esos estadios de la vida en los que, el vacio existencial unido a una caida de valores, hacen que te replantees profundamente de donde vienes, que es lo que eres y ante todo que es lo que realmente quieres.

En Octubre, al comienzo de esta virulenta depresión, me apunté a clase de Danza Oriental, un poco por salir de la rutina otro poco porque me habían dicho que afinaba la silueta y sobre todo porque no sabía que hacer con mi vida y necesitaba buscar emociones distintas. Había probado el método Iyengar de Yoga, consiguiendo corregir mucho vicio en la postura y controlar un poco mi cuerpo y mi mente, como siempre este jodido horario mio hacía que nunca llegara puntual y después de 2 años tuve que dejarlo.

Pronto descubrí que, dentro de todas las disciplinas, esta es una de las más difíciles, técnica y coordinación no son fáciles y comprendí que era incapaz de mover los brazos al compas de la cadera y sobre todo de mantener una postura correcta "oriental" mientras me movía.

El baile árabe aporta un compedio de beneficios con el cual no voy a aburrir a nadie y menos a mí, lo único que puedo decir es que estoy empezando a descubrir partes de mi cuerpo que estaban completamente dormidas, una sensualidad que me es ajena y que nunca he sentido pero que es maravillosa, empiezo a controlar el cuerpo y espero que algún día también la mente, y ante todo me proporciona el estupendo placer de sentirme niña otra vez.

domingo, 11 de febrero de 2007

La purificación del alma: Lupercalia

Ante Diem XV Kalendas Martias (quince días antes de las calendas de marte, o quince de febrero).
Fauno Luperco procede de la fusión de sus dos palabras, Fauno, el equivalente al Pan Griego, era adorado en el bosque sagrado y su principal trabajo consistia en proteger al ganado del ataque del lobo por lo cual también se le llamaba Lupercus (el que protege al lobo).

Las Lupercales eran las fiestas romanas de la purificación, hoy podrían asociarse a la Candelaria ya que fueron sustituidas por estas en el siglo VI por un pontífice al que no le parecía muy cristiano ir vestido con trozos de pieles (februari) azotando a jovencitas púberes y no tan púberes.

Un grupo de sacerdotes, los Lupercos o Luperci (Sodales Luperci o amigos del lobo) se elegían entre la élite de la sociedad, al principio se escogían entre adolescentes (esa fase de la vida que entre incorformismo y acné nos comienza a definir en adultos) que se dedicaban a la caza en la época de la inciación. Se reunián en esta fecha en una gruta del Monte Palatino que, según la tradición fue en este lugar donde Fauno Luperco tomando la forma de una loba, había amamantado a los gemelos Rómulo y Remo, y en cuyo honor se hacía la fiesta.

La tradición cuenta que allí había una higuera cuyas raíces habían detenido la cesta en cuyo interior se encontraban los gemelos Rómulo y Remo.

Bajo la sombra de esta venerable higuera, se celebraban el sacrificio de un perro y de un macho cabrío, animales que eran considerados impuros. Después se tocaba la frente de los luperci con el cuchillo teñido con la sangre de la cabra y a continuación se borraba la mancha con un mechón de lana impregnada en leche del mismo animal este era el momento en que los sacerdotes prorrumpían en una carcajada de ritual (que no era de alegría precisamete), luego cortaban la piel de los animales sacrificados en tiras, las februa.

Con este estupendo aspecto y casi desnudos, sólo tapados con estas tiras, salían alrededor del monte Palatino donde golpeaban a todos los que encontraban a su paso. El ser azotado por las tiras de cuero de los luperci equivalía a un acto de purificación, y era llamado februatio.

Este acto de purificación comenzó en el reinado de los gemelos, cuando las mujeres romanas se hicieron estériles. Después de consultar el oráculo de la diosa Juno, en el bosque Esquilo, ésta responde: "Madres del Lacio, que os fecunde un macho cabrío velludo". Y es ésta la razón por la que los luperci van desnudos uncidos en sangre de animales impuros (como si vinieran de caza) con pieles de lobo, golpeando con el látigo como si fuera un miembro viril (ahora se entiende la sustición de estos ritos por los de las ingénuas procesiones de candelas).

Para las mujeres, este rito aumentaba su fertilidad poniéndole las carnes de color purpura, este color representaba a las prostitutas de la época, en particular las que ejercían la prostitución sagrada con los lupercos en el Ara Máxima, también llamadas lupas o lobas (de ahí eso de que eres un "zorrón verbenero") y precisametne de este color se vistió Helena para ofender a su marido Menelao, que como todos los reyes de la época, trataban como una esclava a sus mujeres.

Febrero es al fin y al cabo (dá igual lo que el cristianismo haya intentado dismitificar) el mes de la purificación, entramos en Enero por la puerta de Jano siendo este el comienzo del año, pero no es hasta Febrero cuando el sol comienza a triunfar, a partir de aquí los días son más largos, amanece antes y más tarde cae sobre el horizonte.

El culto másculino y solar romano se transformó con el cristianismo a otro identico, con otros ritos y colores más acordes con la moral judeo-cristiana que hemos heredado, hoy en día veríamos indecoroso ver a un grupo de adolescentes impúberes e imberbes correr medio desnudos por las calles de nuestros pueblos pegando a respetables señoras.

La purificación es una necesidad del alma humana más allá de modas new age y panfletos consumistas, desde muy antiguo el hombre ha sentido que debía limpiarse de roña externa e interna y para ello ha usado el agua y el fuego, los dos únicos elementos desinfectantes más eficaces aun cabe que el estropajo.