viernes, 27 de octubre de 2006

Luminosa mañana

El Port de la Selva - Gerona (Julio 05)
Ayer tuve un sueño
Alto como el cielo
Cuando desperté
Algo me quemó muy dentro.
El pájaro cantaba
La triste melodía
Que brota de la tierra
Sin cesar ni un momento.

De pronto me vi Como un extraño Comencé a caminar Sin saber a donde ir sin saber.
Los árboles cantaban
Historias de otros mundos
Con danzas expresivas
Para un corazón sediento.
Luminosa mañana
Prendida de sufrimiento
Hoy he visto la luz
Que todos llevamos dentro.
Triana - 1975

jueves, 26 de octubre de 2006

Sobre la trasparencia del alma

Hay personas como gotas de agua en el mar, y cada una distinta de otra.


La psicología lleva años distribuyendo la variopinta personalidad entre tipos, tipoides y subtipoides..., pero, donde se englobarian aquellas personas que no encajan con los cánones de la psico-ciencia?

Por lo general llamamos "frikies" a aquellos que no cuadran con en el sistema societal actual, gente fuera de lo normal que no sigue una norma, que gustan de variopintas actividades y aficiones dificiles de digerir para aquellos afines a lo que muestran los médios de comunicación y lo que marca la moda. Este término deriva de la palabra "freak" que sigunifica distinto, extraño, marginal...
y yo me pregunto, son acaso los "frikies" personas extrañas y marginales hoy en día?
La televisión nos los están vendiendo a todas horas y parece ser que últimamente está de moda ser "friki"... kien no es friki es mediocre.
Hace algunos años, empezaron a pulular como tribu urbana lo que yo llamo "tipos con patilla y gafas de pasta" dá igual que tengan astigmatismo o nó... lo importante es el tamaño de la gafa¡ claro que el tamaño de la gafa está cuadriculadamente estudidado con la longitud de la patilla y el desaliñamiento del cabello... descuidado pero informal, una imagen totalmente estudiada y nada casual.
A este tipo de modas, yo las llamo "de la opacidad" porque, primordialmente lo que tratan es de vestir la desnudez del alma, es decir, personas vacias y sin mundo interior aparentan ser lo que realmente quisieran ser, seres distintos, no parecerse a la masa, con la clara intención de llamar la atención y ser centro de miradas, esta que es una de las caracterísiticas principales de la adolescencia y sobre todo de falta de madurez y de inseguridad, en estos personajes puede llegar a ser un modo de supervivencia, ellos marcan una diferencia pero en un colectivo, no como seres individuales, sino como simples fotocopias de un grupo determinado.
Claro que esta opacidad es virtualmente paradojica, porque por un lado pretende distinción del individuo sobre la masa, pero este no puede desprenderse del resto, esto es, depente de la aprobación para poder subsistir.
En el polo contrario se encuentran las personas transparentes, aquellas, que sin dejar de tener su propia personalidad, consiguen trasmitir su propio mundo interior, son ese tipo de personas que nada mas conocerlas te generan confianza y seguridad, sabes que no te van a fallar porque desde el principio ves que no mienten, que no esconden una doble personaliad y que no se enmascaran con tintes y medias verdades.
Y como todo tiene su punto negativo; y como la sabiduria se encuentra en la justa medida del punto intermedio, hoy nos encontramos que la integridad y la transparencia no son valores para un tipo de sociedad basado en la imagen, el marketing y el consumismo.
Lo que me lleva a pensar.... las personas transparentes no encajan en la sociedad, pero tampoco se les puede denomiar "frikis" porque no visten con apariencia el alma, o tal vez si, porque realmente son autenticos, los verdaderos seres libres de prejuicio y forma, distinto o "raros" para el resto de la masa.

lunes, 23 de octubre de 2006

La leyenda de la Ondina Borenia

Cuenta la leyenda, que el joven general romano Carisio se había enamorado perdidamente de Borenia la bellísima hija de Medulio, jefe de los astures. Carisio además de ser romano era arrogante y altivo y sobre todo estaba muy dolido por que sus legiones no conseguian dominar al pueblo de Medulio, que además de una hermosa hija también también era poseedor de una enorme fortuna en oro.
Carisio pretendió a la bella y ante la negativa del padre, decidió atacar el pueblo. La tarde antes de la batalla, Medulio hizo prometer a su hija que huiria al bosque y que no volvería hasta que todo hubiese terminado. En mitad del fragor de la batalla entre astures y romanos, se desató una terrible tormenta, y cuando los romanos estaban a punto de perderla, un desafortunado rayo hiere de muerte al jefe y rebotando contra el cofre que guardaba todo el oro de la tribu, hace rebotar millones de pepitas doradas contra la montaña.
Mientras la temerosa Borenia, está sola y desamparada en el bosque, Carisio lo sabe y sale a su encuentro, le dice que han firmado la paz y que su padre consiente su unión, Borenia accede a los deseos del apuesto romano.
A la mañana siguiente cuando Borenia regresa a su pueblo se encuentra que los romanos han esclavizado a los suyos y que su padre está muerto, empieza a llorar, y es tal la magnitud de su llanto que forma una laguna en el fondo del valle donde está su aldea.
Desde entonces se la conoce como la ondina Borenia, y en noches de luna llena, dicen que aun sigue llorando a orillas del Lago de Carucedo, porque no olvida quien era ella y quienes eran los suyos.

Después de aquello, los romanos crearon las Médulas, empezaron a extraer todo el oro que el rayo había dejado esparcido por la montaña. Excavaron túneles, galerías y cuevas, hicieron presas para canalizar el agua, que arrastraba material hacía el fondo del valle, miles de esclavos durante cientos de años recogieron el preciado oro para el Imperio, formando un lago con el agua que hacían bajar de la montaña.
Más de 800.000 kilos fueron capaces de arrancar a la tierra los romanos en las Médulas. Para ello hubieron de excavar más de 300 millones de metros cúbicos de tierra. En el siglo II el oro se devaluó y una vez abandonadas y dejado el lugar a merced de los vientos, el agua, el intenso frío y el calor apremiante, que durante siglos azotaron el paraje, este rincón de la península se configuró con formas caprichosas y de singular belleza.
Las Medulas son, uno de esas pocas obras del hombre, que, aunque supusieron un enorme destrozo ecológico en su día, el tiempo ha conseguido convertir en ua de las maravillas naturales más hermosas, más enigmáticas y más fascinantes de toda la península.
Hice mi primer viaje allí un Octubre, el otoño aun no había llegado a las hojas de los miles de castaños que las pueblan, pero el sitio me cautivó.
Los romanos se llevaron todo el oro del Bierzo; pero dejaron los castaños, las médulas y las lágrimas de la ondina brillando bajo la luna llena de Carucedo.

lunes, 16 de octubre de 2006

Octubre ... cuando el verde se transforma en ocre.

Arroyo entre Hayas - San Millan de la Cogolla - Logroño (Oct. 04)

Hacía mitad del otoño, surge un espectáculo hermoso ... el cambio de color en la hoja del Haya (fagus sylvatica) el nombre deriva del latín Fagus o del griego Phegos, que quiere decir "comestible", refiriéndose al fruto que se conoce en catalán como faja, en castellano como hayuco, hagüey (Rioja) o faveta (Aragón), en el País Vasco se conoce como pago-ezkurr (bellota de haya) o bagailla, en Cataluña se le llama faig, fai o hay (Vall d'Aran - en aranés), en castellano hablamos del haya, faya (Asturias), fago (Huesca), bacua (Navarra) y paga, pago o payo en el País Vasco, en francés lo encontramos como Hêtre y en inglés como beech o European beech.

El Garanchal - Riomolín - Cangas del Narcea - Asturias (Oct 03)

Quien ha tenido la experiencia de perderse en un bosque de hayas en pleno otoño, sabe lo que es creer en duendes, hadas y elfos, y en la península tenemos alguno de estos lugares mágicos donde el otoño consigue dulcificar la dureza del cambio de estación.

Octubre en un bosque de hayas es encontrarse con la transformación en estado puro, la humedad del suelo unida a lo frondoso de estos bosques hace que apenas entre la luz, tamizándose entre el ocre de la hoja muerta y el verde de la que aun pervive.

Pero, quizas, el momento más mágico de un hayedo sea después de la lluvia, cuando los primeros halos de luz hacen brillar las hojas húmedas, mil colores, olores y sensaciones inundan el bosque, esos instantes de color deben ser los que hacen que veamos sombras donde se refleja la luz formando criaturas que solo existen en nuestra mente y las que han dado pié a leyendas de mouras, duendes y seres fantasmales.

Las hadas no existen nada más que en el interior de los sueños, en las profundidades del húmedo hayedo otoñal y en la melancolía de seres con vidas tristes y vacias que buscan en estas criaturas un consuelo a su soledad.

Octubre es el mes más bello del año porque en él limpiamos nuestro corazón de la carga del caluroso verano, porque es la puerta del nuevo año. El calendario cristiano hace comenzar el año el 1 de Enero, pero fué un asunto de estrategia para una lejana batalla de romanos, el año realmente comienza en octubre, con la muerte de la naturaleza, cuando el campo duerme durante 3 meses y la simiente está enterrada en la tierra. Los celtas sabían bien de ello y comenzaban a contar el 1 de noviembre, Samain mágico, noche de difuntos.



Gatos


Puerta con gatos en Pesquera de Ebro (Burgos) Octubre 2004