miércoles, 25 de julio de 2007

Lo que se vé desde mi ventana

Había visto algunos blogs en Internet, donde la gente colgaba la fotografía de lo que se veía desde la ventana de su trabajo, yo he preferido subir la del balcón de mi salón a las 7 de la mañana que es lo que más me anima para ir al trabajo, la montañita del fondo a la izquierda es el Yelmo de la Pedriza de Manzanares y lo de la derecha el álamo blanco centenario que lucen en la plaza del Escorial.


lunes, 23 de julio de 2007

SERE

No puedo obligarte a que me quieras.

Sabe Dios que no puedo dejar de quererte.

La espina del dolor rasga mi pecho.

Sé que no te alejarás en la niebla de los días.


No hay un solo motivo por el que quiera olvidarte.

Seré, sin molestarte, sin que sepas de mí,

gozne que hará girar la puerta de tu sueño.

Sé que no me olvidarás.

Sé que no te olvidaré en la niebla de los días.


Seré, sin que sepas de mí.

Seré lo que yo quiera ser.

El deseo en los besos que des.

Seré lo que tú quieras ser.

Seré sin que sepas de mí.

El guante que cubra tu mano, la mano que arañe tu espalda,

alfanje a tu cuerpo ceñido, seré en tus labios su fina curva.


A tu hoguera de pavesas llego y soy bien recibido.

Bebe y llénate la copa que te ofrezco siendo otro.

No te guardo rencor porque hayas abandonado.

Sé que no te alejarás.

Sé que no te alejarás, vives tras tu muralla.


Seré, sin que sepas de mí.

Seré lo que yo quiera ser.

El deseo en los besos que des.

Seré lo que tú quieras ser.

Seré sin que sepas de mí.

El guante que cubra tu mano, la mano que arañe tu espalda,

alfanje a tu cuerpo ceñido, seré en tus labios su fina curva.


Seré trino irisado de jade, nazarí, palabra de poeta,

alfanje bruñido en siglos,
blanco de lirios, aljibe y agua.
"Sin que sepas de mí"
Manolo Garcia - Nunca el tiempo es perdido

jueves, 19 de julio de 2007

Danzas Macabras

Death by tempatation by Sue Snna Joe
de Photo.net

Como ya avancé en una entrada anterior, Salomé bailó ante su padrastro para conseguir la cabeza del bautista, y es que el amor y la muerte se dan la mano algunas veces y parecen estar ligados como gemelos desde el mismo día de su nacimiento.

Salomé era hijastra de Herodes Antipas, bígamo, puesto que se había casado con Herodias, su cuñada aun en vida de su hermano, constituyendo este uno de los escándalos sexuales más sonados de su época, por tanto la muchacha era a su vez hija y sobrina del Rey.

En los evangelios apenas aparece la escena, ni siquiera mencionan su nombre, ella es sólamente la hija de la perversa Herodias la instigadora de la muerte del Bautista, y Salomé simplemente se limita a cumplir las órdenes de su madre dando a entender en ningún momento algún tipo de sentimiento hacia Juan. No es hasta bien entrado el romanticismo cuando aparecen la figura y los hechos de la muerte del Bautista.

La muerte de Juan y su posterior santificación como primo del mesias y presunto mesías él mismo, el auge del romanticismo y todo lo que hizo que volvieran a resurgir los mitos judeo-cristianos, dieron a Salomé el protagonismo que no tuvo en vida, haciendo resurgir la leyenda del amor cruel y el yá famoso "o contigo o ni sin tí".

y no fué hasta el año 1896 en que el excentrico Oscar Wilde se acordó de la princesa hebrea y escribió "Salomé" y la famosa escena en la que la bella besa los labios del pobre decapitado, protagonizando una de las danzas más macabras que la literatura ha parido.

La fascinación por la muerte y el baile mortal de Salomé hacen que el binomio amor/odio tenga un sentido más allá de lo estético, en él cobra sentido el verdadero alcance del termino amor más allá del sexo y la convivencia, lo prohibido, lo venenoso y a veces lo mortal són puntos muy atractivos para aquellos seres faltos de afectividad y, aveces sobredosis de autocompasión y falta de autoestima.

Se ha puesto muy de de moda el gusto (mas bien regusto) por todo aquello que suena a "gotico" lo siniestro y lo macabro encuentran un caldo de cultivo en la estética y la cultura actual bastante sustancioso, no solo, ya por la pérdida de valores si nó también en el resurgir del románticismo más tétrico y delirante que nos podamos imaginar.


miércoles, 18 de julio de 2007

En ocasiones veo muertos.

"En ocasiones veo muertos .... " decía el protagonista de cierta película y es que la vida es como un juego macabro que poco a poco nos acerca a las temibles garras de la muerte.

Muchas veces, como tantos otros, me he parado a pensar que hay más allá de la muerte, que se esconde tras la cortina fria del sepulcro? y es que como humanos "racionales" que somos, nos intriga aquello que no tiene respuesta, porque nadie ha vuelto para contarlo, y aunque muchos dicen haber visto o haber sentido, la verdad es que una vez muerto dejas de hablar.

Hay mucha mitología y sobre todo mucho cuento de terror en torno a este tema, desde muy antiguo y en todas las culturas ha existido un culto a los muertos que ni el avance de la tecnología ni el raciocinio han conseguido erradicar y es que este tema ha quedado tan profundamente marcado en el inconsciente colectivo del hombre que, sólo la idea o la imagen de ver a un muerto nos provoca sentimientos de pavor.

... y en el fondo ,,,, que es un muerto, si no solo un ser sin vida? un ser en descomposición, que tarde o temprano volverá al ciclo vital de la tierra alimentando a otro ser vivo que también morirá.

Los antiguos celtiberos exponían los cuerpos de sus guerreros más valientes para que fuesen devorados por los buitres carroñeros, símbolo de libertad, era tal su amor por gea, que no podían permitir que el alma de aquel que había velado por la comunidad se desaprovechara en el suelo, tenía que volver al ciclo vital.



El culto a la muerte ha pervivido hasta nuestros días y hoy millones y millones de cuerpos descansan en sacrosantos campos llenos de ataudes adornando la entrada a nuestros pueblos.

Y yo me pregunto?, si es verdad que tras la vida existe otra vida, como dicen algunos, mucho mejor y más hermosa que esta; con la cantidad tan ingente de muertos que hay y ha habído a lo largo de la historia, no tendrán allí superpoblación? a lo mejor es por esto que nos los devuelven para que el protagonista de la pelicula los vea en ocasiones.

No es acaso la muerte parte del ciclo natural al que pertenecemos?, no es acaso un estado más al que debemos ir?, lo duro del tema es cuando esta viene de forma violenta e impredecible y deja vacio el espacio que ocupaba aquel que se fué, porque la parte más triste se la lleva aquel que se queda y no es cierto el refran aquel que dice "el muerto al hoyo y el vivo al bollo"




martes, 17 de julio de 2007


Detalle del Rosal Enano que luzco en mi balcón.