lunes, 9 de septiembre de 2013

Otoño


Soy la bruma de las mañanas frías de otoño y encuentro entre las hojas marchitas mi cobijo, porque no quiero desprenderme del suelo, enganchada a la tierra, abrazada a la piedra, soy musgo y polvo caído de ala de mariposa.


Dulces otoños de castañas, hayas rojas... no quiero la luz del sol sobre mi cara, solo el rayo que se filtra entre las hojas, hay tal vez algo más hermoso que un haz luminoso filtrado entre los arces??? Porque la luz me quema el rostro y el pecho y prefiero la penumbra de un bosque otoñal donde sosegar esta alma inquieta. 

Soy una hada sin alas, moradora de cavernas y huecos de arboles ancianos que saltando de hongo en seta, solo busca divertirse... frívola, ingrávida y volátil, solo quiero ser eso.

Publicar un comentario