viernes, 2 de agosto de 2013

Vive en mi tu recuerdo

Tumbada a la orilla de un arroyo de montaña, burbujea el agua y brota en mí el recuerdo de una tarde de mariposas en el estómago cuando la risa sonaba a descorche de botella de sidra y el aire olía a jazmín, aquellos años lejanos en los que apenas tenía pechos y el corazón latía a cualquier hora del día.

Brota en mí un recuerdo cuando duermo y me despierta con el dolor del aguijón de la abeja que ha libado en el azahar y la oveja que aun no han esquilado, un recuerdo de ojos azules y besos a escondidas, aquel primer amor hermoso.


Vives en mi recuerdo, pájaro sin alas que quedó olvidado en la rama. Volé sin ti ... y hoy vuelves a mí recuerdo y a mis sueños olvidados, soñar tu ser junto a mi viejo ser, junto a lo que fui y no volveré a ser, junto a un camino de verdes espigas y agua que huele a anís y a yerbabuena.

Vive tu recuerdo en mi ser cansado, en el insomnio de mis noches largas, pero es miel de caña para este viejo corazón encallecido.



Publicar un comentario