miércoles, 14 de agosto de 2013

San Jorge y el Dragon.


Del griego δρακων, es un animal mitológico, dueño y señor de las pesadillas de millones de almas de toda la Europa medieval, simboliza la lucha entre el bien y el mal, San Jorge es el héroe, ¡¡tan falto en aquella época¡¡

Y es que la oscuridad de la Edad Media también dio para la recreación y actualización de mitos que han llegado hasta hoy, con tal fuerza que se han quedado grabados en el subconsciente colectivo, o eso decía Carl Gustav Jung.

Domesticar al dragón significa ganarle la partida al alma, encerrarla. dejarla con los los prejuicios aprendidos desde la niñez, perder la batalla al miedo y no hacerse respetar, es no cortar en cordón umbilical.

Liberar el dragón es peligroso, pero la única forma de ser libre, porque te enfrentas a la vida sin las cargas aprendidas y porque volar solo es una tarea difícil, puedes caer al abismo y no volver a levantarte.

He soñado con un dragón encerrado en una jaula de cristal, enfermo de tristeza y no he querido soltarle,¡tal vez ese dragón sea yo misma¡

Publicar un comentario