martes, 10 de febrero de 2009

Sobre la crisis de ladrillo

Casi 200 trabajadores han sido despedidos... una tragedia o algo coyuntural a esta crisis que todos veíamos venir pero que a todos nos ha pillado por sorpresa.
Trabajo en una Empresa Constructora, ahora en Concurso de Acreedores como otras tantas a las que esta "desaceleración" ha pillado desprevenidas, el problema es que esta era una de las grandes, 1100 trabajadores ven peligrar sus trabajos y sus hipotecas, pagar préstamos y lo que es peor...comer (el mayor de los vicios)...
... y es que el problema no ha sido que en este puñetero pais se haya construido demasiado, el problema real es que hemos sustentado nuestra economía en el ladrillo y ahora no existen alternativas para los miles de trabajadores que vivimos de ello... al fin y al cabo yo era un simple eslabón en la cadena, un eslabón pequeñito que solo se dedica a analizar los costes de la obra, un trabajo "diríamos" altamente especializado y bastante bien pagado, que ahora empiezo a odiar.
Oficios como el de Jefe de Obra, Jefe de Producción o Administrativo de Obra.... irán desapareciendo, cientos de ellos se ven las colas del INEM cuando hace menos de tres años las empresas te ofrecían el Oro y el Moro para que trabajaras con ellos.
Los que hemos basado nuestra carrera profesional en un solo ámbito de la economía ahora nos vemos abocados a reconvertirnos, aquellos que disfrutabamos de nuestro trabajo porque gratificaba estar rodeada de papeles entre sacos de mortero y muestras de azulejo, ahora tendremos que volver a la fría oficina enmoquetada con aire acondicionado. Reconvertirse o morir, porque van a quedar cuatro, y señores, yo ya no seré uno de ellos.
Publicar un comentario