jueves, 12 de junio de 2008

Pandora

Para los Griegos Pandora (Πανδώρα) fué la primera mujer, su Eva mitológica.

Era esta sociedad tan patriarcal, que al principio solo había Dioses, Diosas, Titanes y hombres (varones por supuesto) y la creación de la mujer supuso el origen de toda la desgracia humana.

De los 4 Titanes Prometeo siempre fué el "amigo de los hombres", el más listo y astuto de todos, siempre andaba burlándose de Zeus y ridiculizándolo, así hasta que un buen día a gran Zeus se le "inflaron las pelotas" y decidió castigarle, primero privó al hombre del fuego y es que por entonces, los hombres no sabían hacer fuego, utilizaban el que se les era concedido por medio de los rayos, eso siempre y cuando Zeus tuviera una rabieta.

Asi que Prometeo enseñó al hombre a hacerlo.

Harto y cansado Zeus urdió un plan mejor y más cruel para el castigador titan: Ordenó a Hefesto crear una mujer de arcilla y le dio forma; Atenea le regaló su ceñidor y la engalanó, las Gracias y la Persuasión le dieron collares y la vistieron, las Horas le pusieron una corona de flores y finálmente Hermes colocó en su pecho mentiras, palabras seductoras y un carácter voluble, vamos, las mejores virtudes de una mujer de la época, acto seguido insufló vida sobre ella y le puso el nombre de Pandora y así se la presentó a Epimeteo, el enamoradizo titan hermano preferido de Prometeo, junto a una vasija que contenía todos males y desgracias humanas.

Al principio vivian felices y comían ambrosía, Prometeo había advertido a su hermano que no aceptara regalos de los Dioses y menos aun de Zeus, sin embargo podría quedarse con Pandora, siempre y cuando ninguno abriese la vasija, no se fiaba... hasta que un día la curiosidad de Pandora no pudo más... entoncesempezaron a salir todos los males posibles, asustada y temblorosa cerró la tapa y allí se quedó "la esperanza" la última de las desgracías humanas y la más cruel.

Pobre Pandora¡, salió corriendo y dijo a los hombres que se había perdido todo menos la esperanza, desde entonces somos las culpables de que haya crímenes, guerras, hambre y demás, claro que los probrecillos hombres al fín y al cabo solo son unas victimas colaterales de la perfidia de los Dioses.
Publicar un comentario