lunes, 18 de septiembre de 2006

Desde mi ventana el mar no se ve

Ventana del Alcazar de Segovia (Sept. 06)

El término melancolía viene de la vieja teoría Hipocrática de los cuatro humores, a saber; las enfermedades eran causadas por un desequilibrio en uno de los cuatro fluidos corporales básicos (sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra) por lo tanto, existían cuatro tipos de personalidades, cada una relacionada con un fluido en particular.
La melancolía era causada por un exceso de bilis negra. De ahí su nombre: μέλας mélas, "negro", y χολή kholé, "bilis". Una persona predispuesta al exceso de bilis negra tendía a la melancolía.
En la Edad Media los melancolicos eramos tratados como brujos o hechiceros o a lo sumo como personas poseidas por el diablo, lo normal el que los pobres acabaran en manos de la oscura inquisición y terminaban sus días en un fria celda o quemados.
Ya en el siglo XV hubo insignes melancólicos, recuérdese a nuestra querida reina Juana, última de su dinastía "Los Trastamara" y mal llamada "La Loca" por su infortunio al enamorarse de un mujeriego empedernido, también mal llamado "Felipe El Hermoso".
Debe ser que tal enfermedad es hereditaria porque ya en el siglo XVI D. Lope de Vega escribió "El Principe Melancólico" y el pueblo creyó ver en él a su triste y taciturno Rey (nieto de doña Juana, Felipe II) y su no más melancolico tatatataranieto D. Carlos II al que llamaban "El Hechizado".
Aunque para reales melancólicos, el primer Borbón de nuestra dinastia real... cuentan que la reina Isabel de Farnesio hizo contratar los servicios de Farinelli un famoso "castrato" de la época que cantaba como los mismos ruiseñores, a fín de sacar de la melancolía a triste y taciturno rey Felipe V, mientras ella llevaba el gobierno y las intrigas de la corte a su placer.
El siglo XVIII y XIV vió el nacimiento y áuge del romanticismo, en el que la melancolía se convirtió en una moda y no precisamente pasajera, fueron casi dos siglos de una creatividad y un culto a la "bilis negra" que nunca se ha visto, Goethe, Beethoven ... pero de todos ellos destaca Lord Byron, poeta inglés "loco" que buscó la muerte en las guerras de la independencia de Grecia.
... y tantos y tantos "románticos" que nos dejaron obras de una belleza sublime.
Hoy en día todo esto ha cambiado, la melancolía se ha sustiuido por la palabra "depresión" y la bonita teoría de las coloreadas bilis ha sido sustiuida por no se sabe que cambios hormonales y psiquicos del organismo que solo se curan con "Prozac" y derivados.
Publicar un comentario