lunes, 21 de agosto de 2006

El Puente de Matallana

Al puente de Matallana llegamos buscando las chorreras del Algibe: habíamos empezado a andar en El Espinar y la primera desilusión fué ver como no caía una gota de agua, quedaba algo, estancada en las probetas, seguramente por las lluvias de los días anteriores?, algún pez nadaba nervioso y el agua, marrón y caldosa invitaba poco al baño, bien distintas a como las recordaba del més de marzo.
Decidimos bajar al Jarama a remojarnos los piés, comer y sestear a la sombra, el agua estaba limpia, fría, cruzamos el rio y las carpas nos daban golpecitos en los tobillos.
Como era pronto, pensamos subir hasta Matallana y desde allí coger el camino hasta Robrecasa y por carretera al Espinar, el camino cruza el Jarama en una angostura y para salvarlo construyeron un puente de madera, debe tener unos 7 mts. de alto y 3 de largo, lo cruzan tres maderos gruesos clavados a pilares de pizarra y las traviesas están carcomidas, faltan algunas y la mayoría estan partidas.
Cuando me ví sobre el pilar, mirando al río, empecé a temblar, miles de mariposas aleteaban en el estómago, la cabeza me daba vueltas y las piernas flogeaban.... no tenía fuerzas¡
Jose pasó en tres zancadas, apoyando los piés en el madero central, yo no podía me había quedado paralizada, volvió a pasar y a mí me caian lagrimones de miedo y sobre todo, de verguenza.
Decidí cruzar por el agua¡
Hoy estoy llena de arañazos, de rozaduras por trepar en la pizarra, perdí unas gafas y mi orgullo.
Publicar un comentario