lunes, 31 de julio de 2006

Atrapada en una tela de araña


Es más que apatia y desasosiego lo que siente un alma cuando está cansada, cuando necesitas más que palabras de ánimo y el ánimo está inquieto.

Cuando se sabe lo que se quiere y la impotencia por no conseguirlo va minando el corazón, y éste por muy alegre que sea, poco a poco, se va tornando triste de esperar lo imposible.

Porque la espera en lo deseado y el paso del tiempo oscurecen la luz y esta se va tranformando de brillante a tornasolada y de ahí a sombría.

Porque el tiempo pasa despacio cuando deseas con fuerza y cuando el deseo llega el corazón late con mucha fuerza y se producen "marisoplillas" en el estómago cuando obtienes lo que tienes, pero hay veces, que de tanto deseo el "premio" no es el esperado y es entonces cuando las mariposas mueren, el gusano va tejiendo su capullo lento y espera volar, y al atardecer de su vida es una efimera mariposa que tiene su momento de gloria.


Solo quería ser mariposa pero abrí el capullo antes de tiempo y ahora no hay alegría en mi vuelo, es más ni siquiera he aprendido a volar y me siento atrapada en una tela de araña de la que no sé escapar.
Publicar un comentario