viernes, 29 de diciembre de 2006

Quiero volar

He caido en el abismo, este barco se hundió hace 7 días, cuando en un ataque de locura quise ser yo misma y no vacilar, empecé a desaprender lo aprendido y organizar mi vida, que hasta ahora giraba en torno la sangre, he pasado 7 días en el hospital, al principio era un infarto cerebral... Dios¡ a mí edad y sin antecedentes, pensé en los años de estres, en aquella ansiedad que me provocó mi anterior trabajo, pero hacía más de un año que aquello estaba olvidado, ahora no estaba agobiada y casi no me acordaba del infame aquel que me hacía la vida imposible, hoy quedó descartado, la máquina de la verdad "la resonancia magnética" habló, luego los análisis de sangre y esa subida en las trasaminasas ... que es tener un hígado graso? siempre pensé que eso solo le pasaba a las pobres ocas para consuelo y deleite de paladares exquisitos.
Hoy no saben que me pasa, nadie sabe que me pasa y es que hasta el martes no salen las dichosas pruebas, solo sé que estoy mareada, que un enorme y turbador vértigo está alojado en mi cabeza, que me duelen las caderas y me cansa andar, que apenas siento los dedos de mí siempre torpe mano izquierda y que a ratos me arrepiento de haber empezado esto, pero ahora no puedo dejarlo y hay de desaprender para poder volver a crecer.

jueves, 21 de diciembre de 2006

No es lo que tengo, es lo que soy ...

Sierra de Prades - Tarragona. Ago 05

Padezco de melancolía, desde hace años este mal me afecta, sobre todo en los cambios de estación, el diagnóstico es solo ese, una profunda melancolía que hace que pase dias enteros llorando, no llega a la categoría de depresión endógena ni tan siquiera a un triste trastorno bipolar, así que no hace falta medicación.

Este otoño ha sido muy duro, empecé a llorar en Septiembre con las primeras lluvias, pero desde Agosto ya notaba un cierto desasosiego que no me parecía normal. Hoy ha empezado el Invierno, equinocio frio, aun no he visto el primer copo de nieve y sigo llorando, crisis existencial? no lo sé, tan solo una tristeza enorma me encoge el pecho y me grita en el estómago.
La semana que pasé en Prades, meditando y compartiendo experiencias en aquella casa rural me enseñó a encontrarme con lo más oscuro de mí, descubrí que tenía muchos miedos y sobre todo muchos prejuicios, entendí que no era libre y que nunca había escogido, todo lo que había en mi cabeza estaba programado desde la infancia y había heredado un tipo social que ni entiendo ni me gusta.
Ponte ahora a desprogramar patrones, tras 37 años de enseñanzas y apegos que están grabados en mí mente como la marca del ganado, ha pasado más de un año de aquello y cada día que pasa es más duro, porque mi lucha no es contra alguien o algo determinado, mi lucha es interior y pesa más el corazón y la querencia que la propia razón que me dice que me despegue.
Estoy a punto de tirar toda mi vida por la borda de un barco que empieza a hundirse y empezar de nuevo, sí tal vez sea una crisis existencial, o que tal vez estoy llegando a los 40 y, como dice el anuncio, "no es lo que tengo, es lo que soy".

martes, 19 de diciembre de 2006

Narciso

En psicología, el trastorno narcisista de la personalidad se caracteriza porque en el individuo presenta un patrón general de grandiosidad, necesidad de admiración y una total falta de empatía o conexión emocional con los demás.
En la mitología griega Narciso era hijo del rio Cefiso y la ninfa Liríope, cuando nació la criatura, Tiresias el vidente ciego, advirtió a su madre que este viviría hasta viejo siempre y cuando nunca viera su imagen, pues eso sería su perdición, así que durante años se cuidó Liríope de que su precioso bebe estuviera cerca de algún espejo.
Narciso crecio y se convirtió en un hermoso joven, tan bello era el chaval que todo el que lo miraba se enamoraba en el acto y daba igual que fuesen hombres o mujeres, a su paso iva dejando un rastro de corazones rotos.
Eco era una ninfa, charlatana y parlanchina que se dedicaba a dar conversación a Hera mientras Zeus se liaba con cualquier criatura que encontraba por el mundo. Un día la diosa descubrió que Eco trabajaba para su esposo en vez de ella y como castigo tan desleal trabajo la dejó sin voz... Eco solamente era capaz de repetir la última palabra que decía el que estaba hablando con ella.
Las historias confluyen la mañana que Eco conoció a Narciso, la desgraciada ninfa quedó fulminantemente enamorada del palmito del niño, pero era incapaz de declararle su amor, más que nada porque repetía todo lo que decía él, así que urdió esconderse entre los arboles y hacer notar su presencia con el sonido de las ramas, Narciso, preguntó; Hay alguien aquí???? a lo que Eco respondía; aquí, aquí.... Narciso; Ven y ella Ven, ven.... cuando más curioso y expectante estaba el Efebo apareció Eco desnuda y resplandeciente ante los ojos de él, incapaz de articular palabra, Narciso preguntó; qué quieres? y Eco respondía; quieres, quieres.... Quien eres? y Eco; eres, eres..... Eco estaba cada vez más roja, de vergüenza y de miedo tal vez, se avalanzó sobre los brazos del joven y este dándose cuenta de la situación, se mofó de la ninfa diciendole; pero que te habrás creido, mira que eres estúpida, y se largó.
La pobre quedó sola y repitiendo continuamiente ... es tu pida..... es tu pida .... así se encerró en una cueva, llorando y rota de dolor por semejante desprecio, quedó consumida en el interior de la cueva y allí desapareció por completo, solo quedó su voz que repite continuamente a todos los que aun entran en las grutas.
Pero como a cada cerdo le llega su San Martín y en ningún mito nadie se quedaba sin su castigo pertinente, al orgulloso Narciso le tocó lo suyo. La Diosa Némesis quedó muy disgustada con el comportamiento del joven y muy dolida con la desaparición de Eco, así que un día que estaba él paseando por el bosque, encantdo de la vida y deleitándose con los piropos de todos, esta le encantó hasta hacerle desfallecer de sed, tanta sed le dio que se avalanzó sobre un estanque límpio y cristalino que "casualmente" había por allí. Cuando quedó satisfecho, de pronto vió su imagen reflejada en el agua trasparente y ahí quedó paralizado, enamorado de su propia imagen, y así pasaba las horas. Unos dicen que murió al lanzarse al agua para poder consumar su propia unión y otros que de inanición al ser incapaz de separarse de su reflejo. En ese mismo lugar creció una hermosa flor que desde entonces llamamos Narciso en honor al joven dios.
Narcissus Bugei Fam. Amaryllidaceae (Endemismo de las Sierras Subbeticas)

miércoles, 13 de diciembre de 2006

Las Danaides

Al Dios Poseidón le gustaban las ninfas..., así que tomó a Libia y le otorgó la dicha de ser madre de dos churumbeles a los que llamó Agenor y Belo.
Agenor fué rey de Siria y Belo (dió el braguetazo) casandose con la hija del Nilo Aquinoe, convirtiendose en el señor del más fértil valle de la antiguedad, con esta tuvo dos gemelos Danao y Egipto, y como buenos hermanos estuvieron enfrentados de por vida.
Cundo Belo murió, entregó a Egipto Arabia y a Danao Libia. Claro que Arabia es un secarral, más bien diria yo un desierto de donde solo salía petroleo, y claro en aquella época la preciada roca líquida les servía solo para prender lucernas, así que decidió que todo el fertil valle del Nilo sería suyo, para eso era su abuelo, y su hermano podría conformase con el resto de Libia...,
Lo primero que hizo fué ponerle su nombre "Egipto" y finalmente consiguió que su hermano Danao huyera a la isla de Argos; debían de ser los hermanos gemelos pero de parecerece entre ellos como un huevo a una castaña.
Por aquellas fechas Egipto ya había conseguido tener 50 hijos y Danao 50 hijas (entonces no existia la fecundación in vitro y la fertilidad entre los hombres no debía estar sujeta a la alimentación ni a la contaminación del planeta), así que en un ataque de reconciliación familiar navideña a Egipto se le ocurrió casar a toda su prole con sus propias sobrinas, las llamadas Danaidas, al fin y al cabo estas vivian en Argos, una isla más a todo su territorio tampoco le venia mal.

Las Danaidas vivian tranquilas y felices en la paradisiaca isla, consagradas al culto de Atenea, que para eso había sacado a su padre de las garras de Egipto, y sobre todo ajenas a lo que su vil tio planeaba, y esto no era otra cosa que una nave con 50 remos en la que viajaba una tropa de hormonados primos deseosos de recoger su botín de guerra.

Cuando los 50 de Egipto llegaron a Argos orgullosos y estirados como pavos reales, su tio Danao cedió a los deseos de su gemelo y entregó a sus 50 adolescentes, invitó a todo ser viviente de los alrededores e hizo un festín que aun se recuerda, pero antes había hecho prometer a sus hijas que matarian a sus maridos en la noche de bodas, antes de que estos cumplieran su proposito y serían recompensadas por Atenea y su propio padre Zeus.

Entregó a sus hijas una daga y confió en la muerte de todos sus yernos, todos menos uno porque la mayor de todas ellas Hipermnestra, perdonó a su esposo, no se sabe si porque se había enamorado de él, o por qué se veía mayor y sin marido (y ya se sabe eso que es mejor pájaro en mano que un ciento volando).

Las 49 asesinas fueron perdonadas por Zeus por mediación de Atenea (su jefa) pero a la mayor la pusieron en cuarentena y solo fué liberada cuando Afrodita cual Aly Mcbeal prehistórica intercedió por ella, y es que el amor es el amor.

Las pobres muchachas quedaron viudas de por vida y a ver quien era el guapo que se atrevía ahora a casarse con tal jauría de viudas negras, así que murieron de las tres "V" (Viejas, Vacias y Vírgenes) y para colmo de calamidades cuando llegaron al Hades descubrieron con gran tristeza que allí Zeus no tenía potestad, el amo del territorio era el gran Hades, esposo de Proserpina y señor de los infiernos.

Para los antiguos griegos Hades no era el típido diablo vestido de rojo con cuernos y rabo que la tradición judeo cristiana nos ha hecho ver, Hades era el Dios de los muertos, soberano del submundo y juez de lo que hemos sido en vida; Tanto para lo bueno o para lo malo, un griego siempre viajaba tras la muerte, cruzando la Estigia, al infierno.
Lo no deseable era quedarse en el limbo donde los espíritus sufren y ansian visitar el hermoso palacio de fuego.

Si un griego se había portado mal en vida, cuando llegaba al hades se le infligia un eterno castigo y eso era todo...

Las pobres Danaides vivieron toda su vida consagradas a la Atenea, mucha sabiduría pero poca alegría para el cuerpo y cuando al fín murieron, comprobaron con pavor que a Hades no le había gustado el pequeñito detalle de obedecer a su padre.

Las hijas de Danao fueron condenadas a llenar un enorme tonel de agua, un tonel que nunca estaba lleno pues filtraba por la panza, aun están las pobres acarreando ánforas desde las fuentes estígias.

Y es que nos encontramos en una encrucijada, las leyes de los hombres no son las de los dioses y nunca sabremos que es lo que hay más allá de la muerte: Nadie volvió para contarlo.
Ilust. Las Danaides de J.W. Waterhouse


lunes, 11 de diciembre de 2006

Diciembre .... consagrado a Saturno

En el décimo mes del antiguo año romano, uno de los meses con lluvia en su nombre, como septiembre, octubre y noviembre (respetemos la etimología, que siempre aclara conceptos), las humedades del otoño y del primer invierno empiezan a dar paso a esos fríos secos de días breves como destellos y de noches cada vez más largas y oscuras.


La Navidad, claro está, es cosa cristiana (¡con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho!), pero sus orígenes son netamente paganos. Para que ustedes me entiendan: el final del año romano, ese "december" ancestro de nuestras fiestas que se prepara para el mes de enero -el mes de Jano, una de cuyas caras mira hacia el pasado y otra hacia el futuro-, era también un mes en cuyo tramo último se juntaban parte de las fiestas saturnales, de los ritos dionisiacos y, sobre todo, la fiesta del "Sol invictus", que corresponde al solsticio de invierno, la noche más larga del año, tras la que los días empiezan a crecer de nuevo y el sol parece renacer y recobrar las fuerzas perdidas.


Pronto serán posibles otra vez la caza y la pesca y se reanudarán las actividades agrícolas tras ese letargo que corresponde, en realidad y en puridad, con el final del año, el final del ciclo natural y el inicio de su renovación anual.


Ahí, en la noche de los tiempos quieren algunos que situemos las primeras hogueras, tan emparentadas con las de San Juan, la noche más corta del año y la culminación de la celebración de la vida plena, puerta mágica del verano, y los primeros ritos que tienen que ver con la Navidad.


Navidad, ya se sabe, toma su nombre del nacimiento, de la Natividad de Jesús, niño que será luego Cristo. Pero mucho antes de la Natividad cristiana está esa celebración pagana que adora al Sol y le pide, le ruega, que despierte de su letargo, que sus fuerzas no se extingan para siempre y sea capaz de regenerarse a sí mismo.



Es también un nacimiento y una resurrección. Y no es difícil imaginar que el primer culto a los árboles mágicos (abetos, robles, muérdagos) tiene que ver con aquellas especies que son capaces de sobrevivir en los rigores de diciembre. Las hogueras para atraer y fortalecer el sol y para acompañar la noche más larga del año serían así un antecedente de todas nuestras sofisticadas ristras de tililantes bombillas. Y piñas y abetos son, sobre todo en el septentrión europeo, un símbolo claro de la naturaleza viva, el árbol de hoja perenne ajeno a la desnudez decembrina de otras muchas especies vegetales.


Todo eso, como decíamos, en la noche de los tiempos. Pero nos han quedado rastros suficientes -sin necesidad de remontarse a Stonehenge y a las gentes del círculo- como para reconocer que, en el hemisferio norte de este planeta, el solsticio de invierno está ligado a la mismísima y así llamada revolución neolítica y, por lo tanto, a las raíces más profundas de nuestra civilización.


Con Roma coinciden tres celebraciones.


Saturno era el nombre con que en Roma se conocía la divinidad griega Crono, el padre de los dioses. Su leyenda se asociaba a la de una edad de oro situada al comienzo de la humanidad y en un paraíso que Virgilio (Eneida VIII 319-325) ubicaba en el Lacio: no existía el trabajo, pues la tierra ofrecía espontáneamente sus frutos, y no había diferencias entre ricos y pobres; reinaba la paz y la igualdad social. Intentando evocar y hacer presentes tales tiempos se celebraban en Roma las Saturnales durante los siete días que iban del 17 -día principal de la fiesta- al 23 del "humoso" diciembre. Era tradicional el lectisternium o banquete público en honor del dios, y las calles se llenaban de bullicio.
No obstante, a diferencia de los juegos, lo más importante de la fiesta transcurría en el ámbito privado. Era de rigor el intercambio de regalos entre amigos y conocidos, como también lo eran los excesos en la comida y la bebida y el vestir la synthesis, una toga de fiesta; las diferencias entre amos y esclavos eran momentáneamente abolidas -por cuanto los segundos eran admitidos al banquete e incluso servidos por los primeros- y todos sin excepción lucían el píleo, o gorro de lana distintivo de la libertad de los antiguos esclavos. También se recurría a los juegos de mesa -el "juego de los ladroncillos" o un predecesor de nuestro "tres en raya"- y de azar -las tabas, los dados-, prohibidos estos últimos por ley durante el resto del año pero ahora permitidos tanto para apostar con nueces o con dinero como para elegir a suertes el "rey del banquete", que se ocupaba de encomendar diferentes prendas a los comensales.


Luego, la festividad solar, el solsticio que anuncia el nuevo ciclo, y a continuación, una parte de las bacanales, donde Baco, el Dionisios griego, es absoluto protagonista.


Total: comida, bebida, hogueras, algunos ritos y la sensación de alivio de haber sobrevivido un año más y comprobar que el mundo no se acaba.... Nada nuevo bajo el sol...

domingo, 10 de diciembre de 2006

Las Filosofias Terapéuticas de la Felicidad (Segunda Parte)



La religión ofrece un camino hacía la ataraxia y, a veces, hacía algo más extático... las antiguas religiones paganas permanecieron vivas durante siglos, conviviendo con el cristianismo, aunque en los periodos Helenístico y Romano mucha gente se convirtió a las llamadas "religiones mistéricas" que llegaron al mundo griego y romano procedentes de Oriente Próximo. Se las denominó así a partir de la palabra "myster", que se refiere a un rito especial que se mantiene en secreto y que no se puede revelar a los que no pertenecen a esa religión. Para convertirse en un miembro de pleno derecho del culto mistérico el iniciado debía cumplir este rito.
Los tres cultos más populares fueron los de la Magna Mater, el de Isis y el de Mithra...
El culto hacia la Magna Mater (nuestra Cybeles madrileña) llegó a occidente en torno al siglo VI aC . la Magna Mater, la fuente de vida, se enfureció contra su amante Attis (el dios de la vegetación), porque le había sido infiel. Presa de un ataque de celos, Cybeles mató y castró a su amante, enterrándole a continuación bajo un pino. Tras llorar su muerte le devolvió la vida. Las estaciones reproducen esta historia: la vegetación se marchita en otoño, muere en invierno y revive en primavera, momento en el que tienen lugar las grandes ceremonias en honor de la diosa, durante estas celebraciones se baila, se canta y se interpreta música. Los aspirantes al clero se castraban a sí mismos utilizando piedras, reproduciendo así el destino de Attis y ofreciendo su fertilidad a la Gran Madre. A continuación se excavaba un foso al que descendían los iniciados vestidos con togas blancas. Se colgaba sobre ellos un toro vivo y se procedía a su sacrificio. Los iniciados, cubiertos con la sangre del toro, se arrastraban fuera del foso habiendo ya "renacido" en el culto de la Magna Mater.
La gran madre ofrecía una explicación al misterio del ciclo de la vida y daba a los iniciados la posibilidad de integrarse en el gran círculo natural, este tipo de prácticas fueron muy comunes entre los centuriones romanos en el siglo II, que hartos de soportar el tedioso culto imperial, y desvinculados de sus lares familiares, veian en este tipo de rituales una forma de autoayuda a su superstición. El culto a Cybeles se fué diluyendo con la llegada y triunfo del cristianismo y finalmente restituido con la entronización de María como madre del hijo de Dios.
La evolución y el crecimiento y sobre todo la comprensión del misterio de la vida, ha sido desde tiempos remotos uno de los hilos que han movido la filosofía y la religión y estos cultos ancestrales unidos al periodo de inciación, eran una alternativa muy atractiva al desmoronamiento espiritual que asoló occidente, además de un caldo de cultivo bastante sustancioso para el asentamiento del monoteismo.

Hongos

Ocultas entre la hierba....


Una mañana de otoño en el Castañar del Tiemblo ....

miércoles, 29 de noviembre de 2006

Lithium


Quiero volar, como lo hacen las mariposas¡
Quiero volar, en circulos cual buitre leonado,
Quiero volar y lanzarme al incierto vacio y soñar...
Pero no tengo alas.
Quiero nadar, bucear dentro del oceano
Quiero nadar, como un pez de colores
Quiero nadar y surcar mi oscuro mar interior ...
Pero no tengo agallas.
Solo soy una pobre humana mortal
y mis límites se quedan en la tierra
y mis raices se anclan en el humus
de este ansia por escapar.
Desdoblada en blanco y negro
como el yin/yan separados,
busco solo conciliar

mi parte oscura y la luz del sol.

jueves, 16 de noviembre de 2006

Las Filosofias Terapeuticas de la Feliciad (Prima Parte)

El centro geometrico del alma se encuentra donde se cruzan todas las rayas de la vida, cuando son tantos los recuerdos que la mente confunde la verdad con la fantasia y la realidad con los sueños, ese instante mismo, cuando, ya despierto, no distingues lo que está en tu mente con lo que estás viviendo, el momento en que un mísero despertador hace mover la mano bajo la manta y esta queda fria.


A los que no tenemos más obligación que despertarnos a las 6 de la mañana, solo nos queda la gloria de contemplar amaneceres y de quedarnos dormidos poco después de ponerse el sol, sin problemas de sueño y con ensoñaciones nada más cerrar los ojos, somos algunos los afortunados de descubrir la fina línea que separa un mundo de otro. Porque, a menudo me pasa, y creo que no soy la única que recuerda firmemente durante todo el día lo que ha soñado durante la vigilia, y es que el mundo onírico es tan real como lo puede ser el que vivimos despiertos.


Ya lo dijo Calderón de la Barca "la vida es un sueño y los sueños, sueños son" y no le quito parte de razón, porque a veces es muy dificil discernir entre lo que es verdad y es ficción.


Esto me recuerda a las famosas teorias del amigo Freud y de su inestimable y después odiado discipulo Young, nunca he sido partidaria esta psicología novecentista y antigua, todo lo que se sueña no es producto de la imaginación y ni mucho menos fruto de frustaciones sexuales como nos pretendia hacer creer el que fué el "padre" de la psicología del inconsciente, ni tampoco como propugnó su alumno, que los sueños y el subconsciente están sujetos a unas leyes universales y a una serie de símbolos comunes para toda la raza humana.


Si yo una noche sueño con un mar negro, tormentoso y peligroso y me sumerjo en él, cualquier interprete (incluida yo) diría que estoy intentando desentrañar los misterios de mi "yo" más profundo ... y es que la palabra "yo" se ha puesto muy de moda en los últimos años, como si fuese lo más importante de la existencia, y es que debemos cultivar el ego para poder acceder a los reconditos parajes que nuestra alma oculta, como si fuese una necesidad el tener que conocerse a uno mismo antes de poder desentrañar los misterios que ocultan aquellos que nos rodean, "conocete a tí mismo" reza la nueva psicología, "adentrate en tu ego para alcanzar la plenitud" . En el fondo creo que todo estas teorías son como las antiguas "filosofías terapeúticas de la felicidad" que lo único que pretendian eran aliviar la soledad que produce al hombre la carencia de Dioses.


Queremos convertirnos en Dioses de nuestra propia existencia y es tal el vacio que nos produce descubrir que no lo somos que nos autocomplacemos diciendo que es porque no nos conocemos y entonces es cuando se pretende llegar al autonocimiento.... el ser humano se ha convertido en un animal autocomplaciente, siervo de él mismo y nunca será libre hasta que no encuentre a su propio Dios verdadero, no el que se encuentra dentro del corazón de cada uno o de cada muchos cuando se trata de una religión, si nó aquel que nos convierte en seres libres; seres libre de prejuicios y seres libres de preformas.


lunes, 13 de noviembre de 2006

Los fantasmas del pasado


Hoy he despertado con una sensación agridulce bastante desagradable, viejos fantasmas me han visitado en sueños y cuando ha sonado el despertador he sentido una lágrima salada en los labios. Es muy duro no poder olvidar ciertos momentos y más duro aun recordarlos de vez en cuando y es que hay episodios de nuestra vida de los que es mejor olvidarse, dejarlos atras y comenzar de nuevo, como si nada hubiese ocurrido.



Alguna vez he sentido la misma sensación que he tenido esta mañana, pero nunca fué tan nítida, hacía mucho que no soñaba con él ... y hoy me ha sorprendido el no recordar su cara, recordaba su nombre y sabía que era él y lo mal que me hacía sentir cada vez que me mentía, pero ya no recuerdo su rostro y han pasado 12 años desde entonces.



Sé que nunca volví a ser la misma, que aquel verano perdí la poca inocencia que me quedaba. Como me arrepiento de tanta lágrima por nada, por lo que no merecia la pena, por aquel que nunca me mereció y jamas fueron palabras derramadas en valde, porque no me consolaba saber que él no debió nunca cruzarse en mi vida, le detesté y le odié con todas mis fuerzas, por mentiroso y por ruin, por mala persona.



Lo curioso de algunas almas es que aman a personas que no merecen ser amadas. No soy rencorosa y nunca lo he sido, pero miles de veces he deseado ver como todos los males del mundo le atacaban, ver como las viejas arpias de la desesperación se le comian los ojos y corazón y que sintiera una mínima parte del dolor que sentí yo aquel día que me mintió.



Han pasado 12 años y aun se me ponen los vellos como escarpias cada vez que recuerdo "su" mentira, el verme obligada a mentir para poder descubrirle, y comprobar que no me amaba, porque por una vez en mi vida y por primera vez sentí ese sentimiento ruin, la doblez de mi alma estaba en sentir odio en desearle el mal de por vida, ese maleficio que me estaba quemando viva, que me impidió dormir durante años y que aún siento algunas noches.




La terapia consistió en borrar su huella con otro amor, esta vez fué mas dulce y me aseguré que fuese una persona que nunca me mintiese, no funcionó ... quedó poso y no pude olvidar besos y promesas pero sobre todo no conseguia conciliar el sueño y es que los dolores del alma, cuando son verdaderos no se olvidan fácilmente, me prometí olvidarle

lunes, 6 de noviembre de 2006

Noviembre, el mes de las brumas

Bahia de Santander desde la playa de Somo año 2003

Perdida entre las brumas de una desapacible tarde en Santander, mi primera visita a la ciudad del Cantábrico, la que hizo hermosos palacios en torno a la Magdalena y los veranos de la realeza.
Confundida entre las rocas, llegé buscando la bruma del norte, luz ténue por las nubes que llegan del mar hasta calar el tuetano de esta cordobesa errante, añoré la luz de mi tierra en el sur con raices de olivo y chaparro, y me embriague con el aroma húmedo del oceano septentrional.
Noviembre, mes de las brumas, brumario del calendario republicano, porque los amaneceres son ténues y la pálida luz del sol al nacer levanta la niebla del suelo húmedo cubriendo el curso de los rios.

viernes, 27 de octubre de 2006

Luminosa mañana

El Port de la Selva - Gerona (Julio 05)
Ayer tuve un sueño
Alto como el cielo
Cuando desperté
Algo me quemó muy dentro.
El pájaro cantaba
La triste melodía
Que brota de la tierra
Sin cesar ni un momento.

De pronto me vi Como un extraño Comencé a caminar Sin saber a donde ir sin saber.
Los árboles cantaban
Historias de otros mundos
Con danzas expresivas
Para un corazón sediento.
Luminosa mañana
Prendida de sufrimiento
Hoy he visto la luz
Que todos llevamos dentro.
Triana - 1975

jueves, 26 de octubre de 2006

Sobre la trasparencia del alma

Hay personas como gotas de agua en el mar, y cada una distinta de otra.


La psicología lleva años distribuyendo la variopinta personalidad entre tipos, tipoides y subtipoides..., pero, donde se englobarian aquellas personas que no encajan con los cánones de la psico-ciencia?

Por lo general llamamos "frikies" a aquellos que no cuadran con en el sistema societal actual, gente fuera de lo normal que no sigue una norma, que gustan de variopintas actividades y aficiones dificiles de digerir para aquellos afines a lo que muestran los médios de comunicación y lo que marca la moda. Este término deriva de la palabra "freak" que sigunifica distinto, extraño, marginal...
y yo me pregunto, son acaso los "frikies" personas extrañas y marginales hoy en día?
La televisión nos los están vendiendo a todas horas y parece ser que últimamente está de moda ser "friki"... kien no es friki es mediocre.
Hace algunos años, empezaron a pulular como tribu urbana lo que yo llamo "tipos con patilla y gafas de pasta" dá igual que tengan astigmatismo o nó... lo importante es el tamaño de la gafa¡ claro que el tamaño de la gafa está cuadriculadamente estudidado con la longitud de la patilla y el desaliñamiento del cabello... descuidado pero informal, una imagen totalmente estudiada y nada casual.
A este tipo de modas, yo las llamo "de la opacidad" porque, primordialmente lo que tratan es de vestir la desnudez del alma, es decir, personas vacias y sin mundo interior aparentan ser lo que realmente quisieran ser, seres distintos, no parecerse a la masa, con la clara intención de llamar la atención y ser centro de miradas, esta que es una de las caracterísiticas principales de la adolescencia y sobre todo de falta de madurez y de inseguridad, en estos personajes puede llegar a ser un modo de supervivencia, ellos marcan una diferencia pero en un colectivo, no como seres individuales, sino como simples fotocopias de un grupo determinado.
Claro que esta opacidad es virtualmente paradojica, porque por un lado pretende distinción del individuo sobre la masa, pero este no puede desprenderse del resto, esto es, depente de la aprobación para poder subsistir.
En el polo contrario se encuentran las personas transparentes, aquellas, que sin dejar de tener su propia personalidad, consiguen trasmitir su propio mundo interior, son ese tipo de personas que nada mas conocerlas te generan confianza y seguridad, sabes que no te van a fallar porque desde el principio ves que no mienten, que no esconden una doble personaliad y que no se enmascaran con tintes y medias verdades.
Y como todo tiene su punto negativo; y como la sabiduria se encuentra en la justa medida del punto intermedio, hoy nos encontramos que la integridad y la transparencia no son valores para un tipo de sociedad basado en la imagen, el marketing y el consumismo.
Lo que me lleva a pensar.... las personas transparentes no encajan en la sociedad, pero tampoco se les puede denomiar "frikis" porque no visten con apariencia el alma, o tal vez si, porque realmente son autenticos, los verdaderos seres libres de prejuicio y forma, distinto o "raros" para el resto de la masa.

lunes, 23 de octubre de 2006

La leyenda de la Ondina Borenia

Cuenta la leyenda, que el joven general romano Carisio se había enamorado perdidamente de Borenia la bellísima hija de Medulio, jefe de los astures. Carisio además de ser romano era arrogante y altivo y sobre todo estaba muy dolido por que sus legiones no conseguian dominar al pueblo de Medulio, que además de una hermosa hija también también era poseedor de una enorme fortuna en oro.
Carisio pretendió a la bella y ante la negativa del padre, decidió atacar el pueblo. La tarde antes de la batalla, Medulio hizo prometer a su hija que huiria al bosque y que no volvería hasta que todo hubiese terminado. En mitad del fragor de la batalla entre astures y romanos, se desató una terrible tormenta, y cuando los romanos estaban a punto de perderla, un desafortunado rayo hiere de muerte al jefe y rebotando contra el cofre que guardaba todo el oro de la tribu, hace rebotar millones de pepitas doradas contra la montaña.
Mientras la temerosa Borenia, está sola y desamparada en el bosque, Carisio lo sabe y sale a su encuentro, le dice que han firmado la paz y que su padre consiente su unión, Borenia accede a los deseos del apuesto romano.
A la mañana siguiente cuando Borenia regresa a su pueblo se encuentra que los romanos han esclavizado a los suyos y que su padre está muerto, empieza a llorar, y es tal la magnitud de su llanto que forma una laguna en el fondo del valle donde está su aldea.
Desde entonces se la conoce como la ondina Borenia, y en noches de luna llena, dicen que aun sigue llorando a orillas del Lago de Carucedo, porque no olvida quien era ella y quienes eran los suyos.

Después de aquello, los romanos crearon las Médulas, empezaron a extraer todo el oro que el rayo había dejado esparcido por la montaña. Excavaron túneles, galerías y cuevas, hicieron presas para canalizar el agua, que arrastraba material hacía el fondo del valle, miles de esclavos durante cientos de años recogieron el preciado oro para el Imperio, formando un lago con el agua que hacían bajar de la montaña.
Más de 800.000 kilos fueron capaces de arrancar a la tierra los romanos en las Médulas. Para ello hubieron de excavar más de 300 millones de metros cúbicos de tierra. En el siglo II el oro se devaluó y una vez abandonadas y dejado el lugar a merced de los vientos, el agua, el intenso frío y el calor apremiante, que durante siglos azotaron el paraje, este rincón de la península se configuró con formas caprichosas y de singular belleza.
Las Medulas son, uno de esas pocas obras del hombre, que, aunque supusieron un enorme destrozo ecológico en su día, el tiempo ha conseguido convertir en ua de las maravillas naturales más hermosas, más enigmáticas y más fascinantes de toda la península.
Hice mi primer viaje allí un Octubre, el otoño aun no había llegado a las hojas de los miles de castaños que las pueblan, pero el sitio me cautivó.
Los romanos se llevaron todo el oro del Bierzo; pero dejaron los castaños, las médulas y las lágrimas de la ondina brillando bajo la luna llena de Carucedo.

lunes, 16 de octubre de 2006

Octubre ... cuando el verde se transforma en ocre.

Arroyo entre Hayas - San Millan de la Cogolla - Logroño (Oct. 04)

Hacía mitad del otoño, surge un espectáculo hermoso ... el cambio de color en la hoja del Haya (fagus sylvatica) el nombre deriva del latín Fagus o del griego Phegos, que quiere decir "comestible", refiriéndose al fruto que se conoce en catalán como faja, en castellano como hayuco, hagüey (Rioja) o faveta (Aragón), en el País Vasco se conoce como pago-ezkurr (bellota de haya) o bagailla, en Cataluña se le llama faig, fai o hay (Vall d'Aran - en aranés), en castellano hablamos del haya, faya (Asturias), fago (Huesca), bacua (Navarra) y paga, pago o payo en el País Vasco, en francés lo encontramos como Hêtre y en inglés como beech o European beech.

El Garanchal - Riomolín - Cangas del Narcea - Asturias (Oct 03)

Quien ha tenido la experiencia de perderse en un bosque de hayas en pleno otoño, sabe lo que es creer en duendes, hadas y elfos, y en la península tenemos alguno de estos lugares mágicos donde el otoño consigue dulcificar la dureza del cambio de estación.

Octubre en un bosque de hayas es encontrarse con la transformación en estado puro, la humedad del suelo unida a lo frondoso de estos bosques hace que apenas entre la luz, tamizándose entre el ocre de la hoja muerta y el verde de la que aun pervive.

Pero, quizas, el momento más mágico de un hayedo sea después de la lluvia, cuando los primeros halos de luz hacen brillar las hojas húmedas, mil colores, olores y sensaciones inundan el bosque, esos instantes de color deben ser los que hacen que veamos sombras donde se refleja la luz formando criaturas que solo existen en nuestra mente y las que han dado pié a leyendas de mouras, duendes y seres fantasmales.

Las hadas no existen nada más que en el interior de los sueños, en las profundidades del húmedo hayedo otoñal y en la melancolía de seres con vidas tristes y vacias que buscan en estas criaturas un consuelo a su soledad.

Octubre es el mes más bello del año porque en él limpiamos nuestro corazón de la carga del caluroso verano, porque es la puerta del nuevo año. El calendario cristiano hace comenzar el año el 1 de Enero, pero fué un asunto de estrategia para una lejana batalla de romanos, el año realmente comienza en octubre, con la muerte de la naturaleza, cuando el campo duerme durante 3 meses y la simiente está enterrada en la tierra. Los celtas sabían bien de ello y comenzaban a contar el 1 de noviembre, Samain mágico, noche de difuntos.



Gatos


Puerta con gatos en Pesquera de Ebro (Burgos) Octubre 2004

miércoles, 27 de septiembre de 2006

O bruxo da montaña - Milladoiro

Voaria a Compostela

Ai, quem me dera
cal doida mariposa
poder voar, voar
i entâo sosinha

Buscaria entre as flores
mais mimosas
para beber-lhe o aroma
a cor de arminho.

De perfume e de alvuça
entâo faria
um raminho de beijos
e diamantes

Símbolos da inefável
alegria
que ferve nos beizos
d'estudantes

Voaria entâo
a Compostela

Milladoiro y la hermosa de voz de Claudia Ferronato

martes, 26 de septiembre de 2006

Buscando


He tocado el fondo del oceano con las puntas de los dedos y he sentido como el lodo nauseabundo me devolvia un pergamino amarillo enrollado en una lazada rojo carmín.
El buscado en el fondo de mi alma, el significado de su mensaje y no encuentro las palabras que mi pergamino guardaba.
He tocado fondo buscando una señal, y no hayo respuestas, solo incongnitas, sensaciones e incredulidad.
Dicen que el pergamino cuenta que un día tuve un don, algo que el resto de los mortales desconocen y mi esencia aun tiene, dicen que ese don es tan solo mío y puedo hacer grandes bienes si soy capaz de encontrarlo.
Busqué en el Valle del Silencio, allí donde los místicos se retiraban a meditar en la soledad y en la profundidad de las montañas, y nada encontré.
Busqué en el Camino, y cuando llegé a Compostela, nada me supieron decir.
Sigo buscando en el fondo de mi corazón cansado, en lo más profundo de mi mente, en sueños olvidados y en sueños que aun no han llegado.
Continuará ....

lunes, 25 de septiembre de 2006

Antigona, corazón frente a razón


Antigona representa la dualidad entre el poder real y el poder de la costumbre, la lucha entre el hombre y los dioses, el amor fraterno por encima de cualquier ley y la obligación.
Antigona es una de las pocas obras que nos han quedado de Sófocles y es junto con Edipo Rey, es el fiel exponente de lo que la tragédia como sistema catartico de masas reflejaba en la Grécia clásica.
Antígona es hija de Edipo y Yocasta y hermana de Ismene, Eteocles y Polinices, por tanto Yocasta es su madre y a la vez su abuela, ya que Edipo se había casado con su propia madre. Cuando Edipo, en un arranque de locura, al enterarse que su esposa es su madre, se clava los ojos con un prendedor quedandose ciego, es Antígona la que le acompaña, y con su infantil mano acompaña al rey hasta su muerte, dejándo claro, que el amor a un padre, está por encima de la propia moral.
La muerte de Edipo supone que el poder se deba repartir a partes iguales entre los dos hermanos varones, pero Eteocles decide quedarse con el trono provoncando una guerra civil. Polinices y Eteocles mueren a las puertas de Tebas y el nuevo rey Creonte (hermano de Yocasca) decide que Polinices no sea enterrado y sus despojos tirados a los perros.
Antígona entra en conflicto al ver a un hermano enterrado con honores de rey y a otro deshonrado con la no-sepultura, y no había mayor deshonor para un Griego, que no ser enterrado, amén de la creencia de que el cuerpo vagaría eternamente como castigo.
Decide enterrar, a toda costa, a su hermano, desoyendo las ordenes de su tio y a la vez su suegro, pues ya estaba prometida al hijo de este, Hemón. Contra viento y marea, por encima de las leyes de los hombres, siguiendo los designios de su corazón y sabiendo que sus hechos provocarán su muerte, Antigona entierra a su hermano, porque, qué mano me duele más si me la cortan?
Creonte castiga a muerte a su sobrina-nuera enterrandola viva, pero ella se ahorca primero antes de sufrir el infortunio. Hemón, roto de dolor, decide buscarla y al encontrarala muerta, y como un Romeo clásico, se clava su propia daga, muriendo con ella. Pero no acaban aquí las desgracias, Eurídice, madre de Hemón y esposa de Creonte, no puede soportar tanta pérdida y se quita la vida.
Es entonces es cuando Creonte se da cuenta de su error, había sobrepuesto la soberania por encima de los valores religiosos y morales, por encima del amor a su familia y de los mandamientos divinos.
El mito de Antígona nos habla del amor frente a las imposiciones sociales, a que nuestro destino no está sujeto a leyes escritas por hombres y que somos dueños de nosotros mismos y de nuestra vidas. Las leyes de la moralidad y la costumbre son más fuertes que nuestra propia vida y el amor a los nuestros (aunque no los hayamos escogido nosotros) está por encima de cualquier ley.

miércoles, 20 de septiembre de 2006

a grandes males, mejores remedios¡


Pequeña chinche protegida del sol por otro sol
Trillo (Septiembre 06)

lunes, 18 de septiembre de 2006

Desde mi ventana el mar no se ve

Ventana del Alcazar de Segovia (Sept. 06)

El término melancolía viene de la vieja teoría Hipocrática de los cuatro humores, a saber; las enfermedades eran causadas por un desequilibrio en uno de los cuatro fluidos corporales básicos (sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra) por lo tanto, existían cuatro tipos de personalidades, cada una relacionada con un fluido en particular.
La melancolía era causada por un exceso de bilis negra. De ahí su nombre: μέλας mélas, "negro", y χολή kholé, "bilis". Una persona predispuesta al exceso de bilis negra tendía a la melancolía.
En la Edad Media los melancolicos eramos tratados como brujos o hechiceros o a lo sumo como personas poseidas por el diablo, lo normal el que los pobres acabaran en manos de la oscura inquisición y terminaban sus días en un fria celda o quemados.
Ya en el siglo XV hubo insignes melancólicos, recuérdese a nuestra querida reina Juana, última de su dinastía "Los Trastamara" y mal llamada "La Loca" por su infortunio al enamorarse de un mujeriego empedernido, también mal llamado "Felipe El Hermoso".
Debe ser que tal enfermedad es hereditaria porque ya en el siglo XVI D. Lope de Vega escribió "El Principe Melancólico" y el pueblo creyó ver en él a su triste y taciturno Rey (nieto de doña Juana, Felipe II) y su no más melancolico tatatataranieto D. Carlos II al que llamaban "El Hechizado".
Aunque para reales melancólicos, el primer Borbón de nuestra dinastia real... cuentan que la reina Isabel de Farnesio hizo contratar los servicios de Farinelli un famoso "castrato" de la época que cantaba como los mismos ruiseñores, a fín de sacar de la melancolía a triste y taciturno rey Felipe V, mientras ella llevaba el gobierno y las intrigas de la corte a su placer.
El siglo XVIII y XIV vió el nacimiento y áuge del romanticismo, en el que la melancolía se convirtió en una moda y no precisamente pasajera, fueron casi dos siglos de una creatividad y un culto a la "bilis negra" que nunca se ha visto, Goethe, Beethoven ... pero de todos ellos destaca Lord Byron, poeta inglés "loco" que buscó la muerte en las guerras de la independencia de Grecia.
... y tantos y tantos "románticos" que nos dejaron obras de una belleza sublime.
Hoy en día todo esto ha cambiado, la melancolía se ha sustiuido por la palabra "depresión" y la bonita teoría de las coloreadas bilis ha sido sustiuida por no se sabe que cambios hormonales y psiquicos del organismo que solo se curan con "Prozac" y derivados.

miércoles, 13 de septiembre de 2006

Septiembre o el regreso de Proserpina al Hades

Proserpina - Dante Gabriel Rosseti (1874)

Proserpina es el nombre que los romanos dieron a Perséfone, esposa del temible dios del mundo de los muertos, Hades, Plutón en la mitología romana e hija de Ceres, diosa de la agricultura.

Proserpina vivía en Sicilia, recogida del ruido del mundo, en celibato permanente y solo se hacía acompañar de una bella ninfa, Ceione, pasaban el día recogiendo frutas y flores silvestres y su belleza pasaba desapercibida para el resto de los dioses…, menos para Plutón, que un día se fijó en ellá y decidió convertirla en su compañera.

El desalmado y cruel dios de los infiernos ascendió a la tierra y sorprendiendo a la pobre infeliz la raptó y se la llevó a su morada para casarse con ella (debía ser algo cotidiano en la época este tipo de prácticas, porque hay cientos en la mitología), la pobre de Cione se deshizo literalmente en una lágrima ante la pérdida de su amiga y Ceres casi se vuelve loca cuando se dio cuenta que su amada hija había sido raptada, recorrió el mundo entero en en su búsqueda alumbrándose tan solo de un farol, hasta que dío con la ninfa Aretusa y le narró lo sucedido.

Desesperada y sin saber que hacer, corre a pedir ayuda a Júpiter, increpándole para que le devuelva a su retoño, llora, se mesa los cabellos, suplica … hasta que el Dios del Trueno cede a su empeño, claro, con la condición de que tiene que asegurarse que Proserpina no ha ingerido alimento alguno de los abismos del Hades, (tampoco los Dioses daban algo por nada).

Para desaliento de Ceres, Proserpina ya había comido del fruto de la granada … es tal el abatimiento de la pobre madre ante la pérdida que se desentiende de sus quehaceres, recordemos que era la diosa de la agricultura, vamos que se secan los rios, se caen las hojas de los árboles, la naturaleza entera se marchita y no hay alimento para nadie.

Ante tal suerte de calamidades Júpiter decide claudicar y unir de nuevo madre e hija, pero no quiere molestar a Plutón y decide que Proserpina podrá volver a la Tierra sólo durante la mitad del año, y la otra tendrá que regresar al mundo subterráneo para reinar juntoa su esposo.

Desde entonces cuando Proserpina regresa en Marzo a los brazos de su Madre los campos florecen, los pájaros cantan, todo se inunda de vida y de amor, para volver a oscurecerse en Septiembre al regreso de la esposa junto a su amado.


martes, 12 de septiembre de 2006

Aminula vagula blandula

Calendula Oficianallis en Los Cañones del Ebro (Nov. 05)

"Animula vagula, blandula
hospes comesque corporis,
quae nunc abibis in loca
pallidula, rigida, nudula,
nec, ut soles, dabis iocos."
Publius Aelius Hadrianus (76-138)
Traducción: Alma, vagabunda y cariñosa, huésped y compañera del cuerpo, ¿dónde vivirás? En lugares lívidos, severos y desnudos y jamás volverás a animarme como antes.

lunes, 11 de septiembre de 2006

Ninfas de agua

Libelulas azules¡
que planeais sobre el agua de fuentes, rios y charcas,
como pequeñas hadas de alas brillantes y opalinas
pasais ante mis ojos ingrávidas y livianas
exultantes de belleza
y os pavoneais de la eterea elegancia de vuestro vuelo.
Diminutas ninfas de agua,
como os envidio¡
Pequeña odonata anisoptera
distraida sobre una rama una calurosa tarde de verano en el Alto Tajo

miércoles, 6 de septiembre de 2006

Otro tipo de belleza

Siempre me ha fascinado el tema de la belleza en todas las culturas. Bebemos del canon de belleza clásico heredado del mundo helenístico pero, sin embargo, existe otro tipo de “bellezas” que desde siempre ha llamado la atención y no solo por que algunas tienen 20.000 años de antigüedad, sino por el halo de misterio que desprenden estas esculturas ancestrales; me refiero las Venus prehistóricas o estatopígias.
Las obras de arte más antiguas que han sobrevivido proceden del estrato arqueológico del Paleolítico Superior en Europa, poco tiempo después de que el Homo sapiens sapiens iniciase la etapa final de la evolución cultural.
Aunque la producción gráfica está dedicada mayoritariamente a la representación de motivos geométricos y a la iconografía zoomorfa, han aparecido algunas figuraciones humanas.Gran parte de éstas son representaciones de formas femeninas diseñadas en un soporte portátil como piedra, barro, marfil... se trata de estatuillas de entre 5 y 25 centímetros de altura. La aparición de “venus” tiene una dispersión restringida cronológicamente entre el 30.000 y el 15.000 aC. La difusión de las mismas se extiende desde el sur de Francia hasta Siberia y desde el sur de Italia hasta el medio Rhin, sin traspasar los Pirineos.
Los antropólogos no dudan que el espíritu artístico apareció después de que el hombre adquiriera el pensamiento simbólico, pero cuándo y cómo sucedió son cuestiones que pueden hallar respuesta en el estudio de estas primeras representaciones humanas.

Desde el principio se pensó que estas figuras representaban algún tipo de culto a la fertilidad, la exageración en la representación de los órganos sexuales da una pista de ello, pero hay diversas versiones desde a las puramente simbólicas a las que las colocan en planos más espirituales y ven a estos objetos como utensilios de algún tipo de culto a la fertilidad. Hay quien dice que se llegaron a utilizar introduciendolas por la vagina a modo de rito debido a que la mayoría de ellas, al ser de forma ovoide, tienen las extremidades pequeñas en comparación con el resto del cuerpo y no sirven para sujetarse por sí mismas, por lo que se cree que debieron de utilizarse sujetas a otro objeto.

Lo más curioso de estas figuras, es que en ellas no se representan los rasgos faciales, y ahí es donde está el halo de misterio, como si las personas que las fabricaban no dieran importancia al rostro o al alma de la mujer.

Inserto algunos ejemplos:

Venus de Willendorf (c. 25000-20000 a.C.). Esta figura en piedra caliza de la Diosa Grávida prehistórica, con los atributos femeninos relacionados con la generación muy resaltados, es la más popular de cuantas se conocen. Mide 11 cm. y fue hallada en Willendorf en 1908. Se conserva en el Museo de Historia Natural de Viena, Austria.

Venus de Dolni Vestonice (c. 24000 a.C.). Diosa moldeada en una mezcla de arcilla y hueso pulverizado. Destaca como simbolismo el que de sus lacrimales partan sendas «corrientes de agua» hacia los senos «nutricios». Mide 11 cm. y fue hallada en 1925 en Dolni Vestonice (Mikulov, Moravia, Checoslovaquia). Se conserva en el Museo Moravo de Brno.

Venus de Grimaldi o La Polichinela (c. 20000 a.C.). Figura de la Diosa Grávida tallada en esteatita. Mide 8,1 cm. y fue hallada, entre 1883-1895, en la cueva del Príncipe (Grimaldi, Liguria, Italia). Se conserva en el Museo des Antiquités de la Nation de Saint-Germain-en-Laye, Francia.
Diosa sedente (c. VI milenio a.C.). Figura de Diosa moldeada en arcilla localizada en Munhata (Valle del Jordán). Se conserva en el Museo de Israel en Jerusalén (Israel).



Verdaderas preciosidades que nos hablan del misterio de la fecundidad y del culto a la madre.

domingo, 3 de septiembre de 2006

Pesadillas

Algunas veces me despierto con sudores fríos en mitad de la noche... suelo tener pesadillas y estoy aconstumbrada a ellas, sin embargo hay una de la que no puedo escaparme, siempre que tengo fiebre es el mismo sueño:
"Hay un abismo negro y gris en su fondo se agita el mar, es aterrador¡ y yo camino sobre una cuerda, como los equilibristas en el circo... Estoy gorda, muy muy gorda, hichada como si fuese a explotar en cualquier momento y justo antes de que eso ocurra caigo al vacio, una sensación de vértigo mezclada con mareo me despierta y después de varios minutos temblando vuelvo a dormirme"
Siempre e así mientras dura la fiebre, año tras año, desde que tengo uso de razón.
Vértigo (Spillaert)

miércoles, 30 de agosto de 2006

Mi mente es oscura ...

... como una tormenta en el oceano, como el deseo incontrolado de un amante despechado,
el arpa suena despacio, tan lenta que desespera en la espera de la nota final,
y mil pájaros cantan en mi cabeza y el vacio oscuro aletea en la mente que busca claridad.
Es la luz del alba la que anhelo y solo veo claroscuros y grises,
negros brillando en la pálidez de mi pecho.
y es al atardecer del verano, cuando se huele la caida del arce,
cuando las flores ya no son frescas y se respira a nauseabunda descomposición,
cuando siento que más duelen los graznidos de cuervos en mi interior.
Ese aullido aterrador que produce vértigo y me acompaña cada noche en una y mil pesadillas,
en las que caigo a un vacio incierto, oscuro y tenebroso y del que no puedo escapar.
Quiero salir de las tinieblas para perder el miedo a volar.

Sappho de Mengit (1877)

viernes, 25 de agosto de 2006

Massa

Avui no estic inspirat i no crec que cap dia ho hagi estat;
mitja vida sense tu l'altra mitja sense mi.
Inspira'm tu com sempre has fet,
inspira'm i t'inspiraré.
Torname al mon quejunts vam fer,
perdut per sempre mes,
i dóna'm el consol del teu herètic sacrament;
com un beat vull enfilar-me al cel.
Des de lluny t'he cridat en la boira,
tu de lluny em cridaves a mi,
i t'has vist obligada a estimar-me,
com catòlics ens hem fet patir.
Correré com un boig a buscar-te,
abans no se'ns acabi la nit;
massa copes i massa paraules,
massa idiotes i massa neguit.
Un estúpid pensament
que és fet a mida per a una cançó;
si t'agafa bé és bonic,
si hi penses massa estona és un corcó.
Massa "xistes" estúpids i unànimes,
massa anys, massa amor, massa nits;
riu amb mi fins que et faltin les forces,
la comèdia no s'acaba aquí.
Correré com un boig a buscar-te,
abans no se'ns acaba la nit;
massa copes i massa paraules,
massa idiotes i massa neguit.
Correré com un boig a trobar-te,
amb la ment emboirada pel vi;
massa fred per voltar la plaça,
mass escèptic per a fer-te feliç.
Hoquei sobre pedres (1997)
Letra y música Quimi Portet
Voz Manolo Garcia

miércoles, 23 de agosto de 2006

Pequeño bouquet florar para perfumar una tarde triste

Dyanthus
Narciso
Hibisco
Rosa silvestre o Escaramujo

Es la hora de la comida

Avispa libando dentro de una flor de chumbera (Opuntia ficus-indica)
Cap de Creus Jul-05

martes, 22 de agosto de 2006

Medraina


Para todos aquellos que siempre me preguntan porqué escogí este nombre

La leyenda del minotauro o de como Pasifae fué seducida por un Tarteso

En la mitología griega el minotauro era un monstruo con cabeza de toro y cuerpo de hombre. Hijo de Pasifae, reina de Creta y mismisima hija del Dios Helios, y de un toro blanco como la nieve que el dios Poseidón había enviado al esposo de Pasifae, el rey Minos.
El animal era tan bello que Minos se negó a sacrificarlo, Poseidón se vengó haciendo que Pasifae se enamorara de él; esta, ayudada por el arquitecto e inventor Dédalo, consiguió tener relaciones con el animal y quedar embarazada.

Después de dar a luz al Minotauro, Minos ordenó otra vez Dédalo que construyera un laberinto tan intrincado que fuera imposible salir de él sin ayuda. Allí fue encerrado el Minotauro y lo alimentaban con jóvenes víctimas humanas que Minos exigía como tributo de Atenas (14 jóvenes atenienses 7 doncellas y 7 efebos).

El héroe griego Teseo se mostró dispuesto a acabar con esos sacrificios inútiles y se ofreció a sí mismo como una de las víctimas. Cuando Teseo llegó a Creta, la hija de Minos, Ariadna, se enamoró de él. Ella lo ayudó a salir dándole un ovillo de hilo que él sujetó a la puerta del laberinto y fue soltando a través de su recorrido. Cuando se encontró con el Minotauro dormido, golpeó al monstruo hasta matarlo, salvando también a los demás jóvenes y doncellas condenados al sacrificio haciendo que siguieran el recorrido del hilo hasta la entrada.

Esta es la base mitológica de una historia que, seguramente, no fue tan truculenta¡¡¡

Efectivamente el mítico Minos fue rey de Creta que a finales de la Edad del Bronce, haciendo de la isla una cultura floreciente y próspera que comerciaba con todo el mediterráneo. Contemporáneo de nuestro querido y también mítico rey Argantonio, que, casualmente , también reinaba en uno de las zonas más ricas de nuestra Península “Tartessos”. Las similitudes culturales no fueron producto de la casualidad... se sabe del comercio entre ambas potencias económicas, de constumbres sociales parecidas.... así como de su culto por los toros. Recordemos la famosa ganadería de Gerión tan preciada en las dehesas Onubenses como lo son hoy en día los toros de Osborne. Los Tartessos comerciaban con ganado y lo transportaban en grandes naves a través del Mediterráneo.

El toro que Poseidón regaló a Minos, vino por el mar, y era un maravilloso ejemplar blanco, perfectamente pudo haber sido un bello ejemplar de Bobino Tartesso traído expresamente en una nave resplandeciente como regalo al rey¡ como también pudo haber sido que el embajador de Tartessos (capitán de la nave) pudiera ser que, apodado “El Toro” y, después de engatusar a la bella esposa, ¡¡¡¡todas sabemos de la galantería del macho celtibero¡¡¡¡¡¡ dejara preñada a la esposa del Rey Minos.

Biológicamente es imposible que, tras la cópula, dos especies distintas puedan procrear¡, pero entre un fornido y ¡deseperado¡ marinero (las travesías por mar duran meses) y una ingenua dama falta de los mimos de su marido¡¡¡¡

En fin¡ Pasifae, procreó y el niño que tuvo no debió de ser ningún monstruo con cuerpo humano y cabeza de Toro, pero si que era la vergüenza de un marido engañado, y este ser¡¡ “hijo del “Toro” mostraba a todos los cuernos que tenía.

Como Minos, aunque tenía cuernos, no tenía ni un pelo de tonto, pensó:

. No puedo matar al hijo de un embajador Tartesso.... eso podría enturbiar las relaciones comerciales con el Reino de Argantonio.
. Tampoco puedo mostrarlo como hijo ilegítimo, pues sería el hazmerreír de mi pueblo.

Solución:

Encerró al Minotauro y de paso aprovecho la coyuntura para asustar a los Griegos (que se llevaba muy mal con ellos) y así de paso cobrarles tributo (las 7 doncellas y los 7 efebos seguramente serían pagos en especie).


Esta puede ser la base histórica de la leyenda en cuestión.

Y como en casi todos los mitos hay una parte de realidad y otra de cuento.
Que cada cual se quede con la que más le guste¡

lunes, 21 de agosto de 2006

El Puente de Matallana

Al puente de Matallana llegamos buscando las chorreras del Algibe: habíamos empezado a andar en El Espinar y la primera desilusión fué ver como no caía una gota de agua, quedaba algo, estancada en las probetas, seguramente por las lluvias de los días anteriores?, algún pez nadaba nervioso y el agua, marrón y caldosa invitaba poco al baño, bien distintas a como las recordaba del més de marzo.
Decidimos bajar al Jarama a remojarnos los piés, comer y sestear a la sombra, el agua estaba limpia, fría, cruzamos el rio y las carpas nos daban golpecitos en los tobillos.
Como era pronto, pensamos subir hasta Matallana y desde allí coger el camino hasta Robrecasa y por carretera al Espinar, el camino cruza el Jarama en una angostura y para salvarlo construyeron un puente de madera, debe tener unos 7 mts. de alto y 3 de largo, lo cruzan tres maderos gruesos clavados a pilares de pizarra y las traviesas están carcomidas, faltan algunas y la mayoría estan partidas.
Cuando me ví sobre el pilar, mirando al río, empecé a temblar, miles de mariposas aleteaban en el estómago, la cabeza me daba vueltas y las piernas flogeaban.... no tenía fuerzas¡
Jose pasó en tres zancadas, apoyando los piés en el madero central, yo no podía me había quedado paralizada, volvió a pasar y a mí me caian lagrimones de miedo y sobre todo, de verguenza.
Decidí cruzar por el agua¡
Hoy estoy llena de arañazos, de rozaduras por trepar en la pizarra, perdí unas gafas y mi orgullo.

viernes, 18 de agosto de 2006

Enfoque amarillo

Sobre la inmortalidad

Alma IX: De la antigüedad del dogma de la inmortalidad del alma.
Voltaire (1794)

El dogma de la inmortalidad del alma es la idea más consoladora y al mismo tiempo más reprimidora que el espíritu humano pudo concebir.
Esta agradable filosofía fue tan antigua en Egipto como sus pirámides; y antes que los egipcios, la conocieron los persas. He referido ya en alguna parte la alegoría del primer [108] Zoroastro, que cita el Sadder, en la que Dios enseña a Zoroastro el sitio destinado para recibir el castigo, sitio que se llamaba Dardarot en Egipto, Hades y Tártaro en Grecia, y nosotros hemos traducido imperfectamente en nuestras lenguas modernas por la palabra infierno. Dios enseña a Zoroastro en el sitio destinado a los castigos, a todos los malos reyes, a uno de los cuales le faltaba un pie, y Zoroastro preguntó por qué razón. Dios le contestó que ese rey sólo había hecho una buena acción en toda su vida, y esta acción consistía en haber acercado con el pie una gamella que no estaba bastante próxima a un pobre borrico que se moría de hambre. Dios llevó al cielo el pie del rey malvado, y dejó en el infierno el resto de su cuerpo.
Dicha fábula, que nunca se repetirá bastante, demuestra la remota antigüedad de la opinión sobre la segunda vida. Los indios también tenían esta opinión, y su metempsícosis lo prueba. Los chinos reverenciaban las almas de sus antepagados; y esos pueblos fundaron poderosos imperios mucho tiempo antes que los egipcios.
Aunque es antiguo el imperio de Egipto, no lo es tanto como los imperios del Asia; y en aquel y en éstos, el alma subsistía después de la muerte del cuerpo. Verdad es que todos esos pueblos, sin excepción, supusieron que el alma tenía forma etérea, sutil, y era imagen del cuerpo. La palabra soplo la inventaron mucho después los griegos pero no se puede negar que creyeron que era inmortal una parte de nosotros mismos. Los castigos y las recompensas en la otra vida, formaron los cimientos de la antigua teología.
Ferecides fue el primer griego que creyó que las almas vivían una eternidad, pero no fue el primero que dijo que las almas sobrevivían a los cuerpos. Ulises, que vivió mucho tiempo antes que Ferecides, había ya visto las almas de los héroes en los infiernos; pero que las almas fuesen tan antiguas como el mundo, fue una opinión que nació en Oriente y que Ferecides difundió en el Occidente. No creo que exista un solo sistema moderno que no se encuentre en los pueblos antiguos. Los edificios actuales los hemos construido con los escombros de la antigüedad.

jueves, 17 de agosto de 2006

Viniste

El Amor ha agitado mis entrañas
como el huracán que sacude el monte bajo las encinas.
Se han puesto ya la Luna y las Pléyades,
es media noche y pasa el tiempo.
... Y sigo durmiendo sola¡
Viniste, hiciste bien, yo te estaba aguardando.
Has prendido fuego a mi corazón,
que se abrasa de deseo.
Safo de Lesbos (S. VII aC)

miércoles, 16 de agosto de 2006

El canto de la sirena


El sonido del mar cautiva al navegante.
La estirpe de Calíope y Aqueloo invita a perderse en la inmesidad de un oceano de cantos de caracolas, de vientos marinos y de dulces olas que atrapan sin retorno.

Mascarón de proa de "La Marigalante" en la Península de la Magdalena (Santander)

La beauté est dans les petites fleurs



Tagetes Patula L. Fam. Asteraceae
Clavel de las Indias o Tagete de los muertos

viernes, 11 de agosto de 2006